La poderosa automovilística estadounidense, con filial en México, ha anunciado un cierre temporal debido a la expansión de la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19 en toda la región.
La poderosa automovilística estadounidense, con filial en México, ha anunciado un cierre temporal debido a la expansión de la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19 en toda la región.

El fabricante de automovilístico General Motors (GM) de México dijo el viernes que suspenderá "hasta nuevo aviso" y de forma progresiva sus operaciones de manufactura en todos sus complejos en el país, siguiendo los lineamientos de su casa matriz en la región Norteamérica, para enfrentar los efectos económicos y sanitarios del coronavirus.

La empresa había informado en la víspera de la suspensión de labores en su planta de ensamblaje del Complejo San Luis Potosí desde este viernes y hasta al 13 de abril, pero ahora no está estipulada una fecha de reinicio de sus operaciones en esta.

El resto de las nueve plantas de GM ubicadas en los complejos de este estado, de Silao, Ramos Arizpe y Toluca también suspenderán operaciones en distintas fechas y de forma indefinida a partir del 23, 26, 27 ó 30 de marzo, según el comunicado.

"Durante este periodo se dará mantenimiento preventivo a las instalaciones (...) Los empleados serán notificados oportunamente de la fecha de reinicio de labores", dijo GM de México en un comunicado.