El episodio se generó en medio de un conflicto entre Bolivia y México por la decisión del país norteamericano de otorgar asilo a aliados del expresidente Evo Morales.
El episodio se generó en medio de un conflicto entre Bolivia y México por la decisión del país norteamericano de otorgar asilo a aliados del expresidente Evo Morales.

La canciller de Bolivia, Embajadora Karen Longaric denunció este viernes en conferencia de prensa, lo que llamó un ataque a la soberanía de su país y acusó de intromisión en asuntos internos a la Embajada de España.

La denuncia se dio posteriormente de que en la mañana del viernes enmascarados que se conducian en vehículos diplomáticos de España, y que después de identificaron como funcionarios españoles, intentaron ingresar a la fuerza a la sede diplomática mexicana ubicada en La Paz,  donde se encuentran asilados 9 exfuncionarios de la administración del expresidente Evo Morales.

Logaric explicó, leyendo el comunicado de prensa, que la reacción de las fuerzas de seguridad de Bolivia fue apegada a ley -al intentar en un inicio no dejarlos entrar por la fuerza.

La jefa de la diplomacia boliviana narró que las autoridades reaccionaron al ver que un funcionario diplomático se encontraba en peligro y que el accionar o intromisión de gobiernos externos guiados por “compromisos ideológicos” y sin entender aspectos relacionados a la realidad nacional de Bolivia son considerados como injerencia que vulneran “los principios y valores” de ese país.

La canciller también anunció que se enviará al gobierno de España una nota para denunciar "estos atropellos" y que reclamará el cumplimiento "riguroso de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

La lectura y denuncia fue transmitida de forma simultánea a la conferencia de prensa en el sitio digital de la cancillería.

 

México defiende derecho al asilo

Con relación al actual conflicto diplomático aun no se conocen reacciones por parte de México, sin embargo en horas de la mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, defendió que el derecho de otorgar asilo debe ser respetado.

El diferendo se desató por el refugio que la nación azteca otorgó a aliados del expresidente boliviano Evo Morales en su embajada en La Paz.

Un día antes México anunció que acudirá a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que el gobierno interino de Bolivia cese el “asedio” que lleva a cabo desde hace días a su sede diplomática en ese país, donde nueve excolaboradores de Morales aguardan por salvoconductos.

“No se puede violar el derecho internacional, se tiene que garantizar el derecho de asilo y esperemos que se actúe con sensatez y que no vayan a invadir nuestra representación diplomática”, aseguró el mandatario mexicano en su tradicional conferencia de prensa matutina.

“Vamos a hacer honor a lo que ha significado siempre nuestra política exterior, que ha sido ejemplo mundial en garantizar el derecho de asilo”, añadió, al tiempo que expresó su solidaridad con el personal mexicano en Bolivia.

De acuerdos a Associated Press El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró el jueves que el gobierno interino de Jeanine Añez, una exsenadora que asumió el poder tras la renuncia de Morales a la presidencia, emitió ordenes de captura a cuatro de los asilados cuando México ya les había dado refugio y había iniciado los trámites para darles los salvoconductos.

Las autoridades bolivianas, por su parte, respondieron al anuncio de México de recurrir a la Corte Internacional de Justicia como “una falacia jurídica”, argumentando que no se puede instaurar una demanda por hechos no probados o por presunciones.

(Colaboración de Lenny Castro, Fabiola Chambi y Yuvinka Gonzálvez A.)