Juliana Cabral, 22, gets tested for the coronavirus disease (COVID-19) by Butantan Institute in Quilombo Peropava, an afro…
Una mujer se somete al examen médico por coronavirus en la apartada comunidad de Quilombo Peropava, Sao Paulo, Brasil, el país con más contagios por COVID-19 en la región latinoamericana.Julio 29 de 2020.

Brasil reportó el jueves otros 1.129 muertos por coronavirus, lo que lo mantiene en segundo lugar en el mundo después de Estados Unidos, tanto en los fallecimientos como en el número de contagios.

Autoridades brasileñas informaron de 57.837 nuevos contagios, lo que suma 2.610.102 casos, seguido por México, Perú y Chile, según datos de la Universidad John Hopkins en EE.UU.

El Ministerio de Salud de Brasil aseguró que 1.824.095 en el país se habían curado tras el tratamiento contra la COVID-19.

“El Gobierno de Brasil ha mantenido un esfuerzo continuo para garantizar la atención médica a la población, en asociación con los estados y municipios, desde el comienzo de la pandemia”, reflejó la entidad de Salud en su portal electrónico.

En tanto la Secretaría de Salud de México reportó 408.449 casos confirmados y 45.361 fallecimientos.

En Perú, las autoridades sanitarias reportaron que hasta la fecha han fallecido 43.000 personas, informó el diario El Comercio.

En la nación andina la ministra de Salud Pilar Mazzetti se refirió al desbalance entre las cifras oficiales de fallecimientos.

“Las personas fallecidas por coronavirus, las que tenemos caracterizadas por una prueba específica, son 18.000. Son 8.000 las personas sospechosas con criterio médico y tenemos en el Sinadef (Sistema Informático Nacional de Defunciones) una diferencia que puede llegar a 19.000 personas más”, explicó Mazzetti.

Por otra parte El Salvador y Paraguay anunciaron el restablecimiento parcial de las actividades económicas tras varios meses de confinamiento por la pandemia.

En Chile, donde las muertes alcanzaron la cifra de los 9.377, el país despertó el jueves con enormes filas cuando más de 1 millón de personas intentaban retiras fondos del 10% de sus pensiones tras la aprobación de emergencia hecha por el gobierno.