La obesidad es uno de los resultados de la mala alimentación, que según la FAO, está estrechamente ligada al cambio climático y su efecto sobre las cosechas y los alimentos que se consumen.
La obesidad es uno de los resultados de la mala alimentación, que según la FAO, está estrechamente ligada al cambio climático y su efecto sobre las cosechas y los alimentos que se consumen.

SAN SALVADOR - En El Salvador, unas 625.000 personas padecen hambre y 2. 6 millones tienen problemas de obesidad, según el informe "Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el Mundo" (SOFI, por sus siglas en inglés) , el cual fue presentado en el marco de la celebración del día mundial de la alimentación.

En Centroamérica y en particular en El Salvador, los eventos del cambio climático como las sequías y los períodos largos de lluvia , impactan negativamente la producción de granos básicos, causando escasez y deficiencias en la alimentación de las personas. 

Mhaydeé Recinos, de la Organización no gubernamental Mesa Permanente de Riesgos, dijo a la Voz de América, que esto además afecta en gran medida la salud de los niños.

“Tenemos una proliferación de comida que no es sana, y está afectando la dieta alimenticia de la población, bueno, de la niñez, porque hoy estamos viendo niños con obesidad y ya con problemas que anteriormente se atribuían a personas adultas”, comenta a la VOA.

Escuche
VOA: Informe de El Salvador

Ante la petición de las organizaciones no gubernamentales  para que el gobierno ejecute políticas públicas que garanticen el derecho a la alimentación en El Salvador, el vicepresidente del país, Félix Ulloa, asumió el compromiso de trabajar en ello.

“Tenemos ya ese compromiso, atender esa población de la primera infancia,  atender a esas poblaciones vulnerables y poder llegar a mitigar el hambre", declaró Ulloa.

En el acto del día mundial de la alimentación en El Salvador, la  FAO  y las organizaciones no gubernamentales reflexionaron además sobre la necesidad de repensar la forma cómo nos alimentamos.

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, es una evaluación clave de los avances mundiales hacia el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible del Hambre Cero, según indica la página web oficial de la FAO.

Ofrece una estimación actualizada del número de personas que padecen hambre en el mundo, incluyendo datos regionales y nacionales, y los datos más recientes sobre el retraso en el crecimiento y la emaciación infantil, así como sobre la obesidad en adultos y niños.

El informe también ofrece un análisis de las causas del hambre y la malnutrición, y este año incluye un enfoque especial sobre los efectos de las desaceleraciones y recesiones económicas.

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019 es una publicación conjunta de la FAO, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).