A woman wearing a face mask leaves Hospital Cosme Argerich, after the first fatality from coronavirus in Latin America was…
Las mujeres se han convertido en un grupo que sufre un mayor impacto de la pandemia, desde el punto de vista económico, social y humano, coinciden los expertos. En la imagen una mujer a las afueras de un hospital en Buenos Aires, Argentina.

Dos influyentes especialistas latinoamericanas discutieron este martes el impacto negativo que la pandemia de COVID-19 ha tenido en las mujeres en la región.

El panel, organizado por el America Society/Council of Americas, estuvo compuesto por Isabel Saint Malo, asesora principal del administrador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, por sus siglas en inglés) y Patricia Menéndez-Cambó, consejera general adjunta de SoftBank Group International, institución enfocada en potenciar el conocimiento y el emprendimiento.

“Creo que América Latina tiene una situación particularmente difícil”, dijo Saint Malo, en referencia al descontento manifestado en todo 2019 en países como Chile, Ecuador, Bolivia, lo que constituyó, a su parecer, un antecedente negativo de la actual crisis que ha profundizado la pandemia.

Además, aseveró Saint Malo, la actual situación demostró “que no estábamos preparados para recibir esta pandemia de la forma en que respondimos en términos de salud en nuestras escuelas, que han pasado por un momento difícil”.

El panel abordó, además, las intenciones de organizaciones y mujeres en particular “sobre las muchas formas en que la región debe luchar por sociedades más fuertes y resilientes”, según detalló Susan Segal, presidenta y directora ejecutiva de la institución, quine hizo las veces de moderadora del conversatorio.

“Tengo la esperanza de que la crisis pueda ser un punto de inflexión y pueda mostrarle a América Latina que necesitamos discutir el futuro que queremos y cómo podemos construirlo juntos. Y necesitamos discutir un nuevo pacto social, un nuevo pacto social para la región, donde acordemos las grandes reformas que deben realizarse”, dijo Saint Malo.

Las múltiples limitaciones que viven los venezolanos se vuelven más dramáticas cuando se trata de atender las necesidades de una madre embarazada.
¿Cómo es esperar un primer bebé en una Venezuela en crisis?
Desempleo, delincuencia, pobreza, son sólo algunas de las dificultades con las que lidian día a día los venezolanos. Pero si se trata de una madre embarazada, los retos que debe afrontar son mucho mayores y variados.

Por su parte, Menéndez-Cambó explicó que “sería bueno ver a más mujeres involucradas en esos programas y, francamente, ser más mujeres emprendedoras”.

La consejera general adjunta de SoftBank Group International también dijo que es importante conectar los programas que están destinados al desarrollo y que éstos involucren a las mujeres, ya que “la cuestión es conectarlos, tener acceso a la idea que [ellas] tienen de las cosas”.

Saint Malo, exvicepresidenta y ex ministra de Asuntos Exteriores de Panamá, donde reside, se refirió a la brecha que existe entre los distintos estratos de la sociedad.

Puso el ejemplo de sus propios hijos, que tuvieron acceso inmediato al uso de la internet e hicieron la transferencia a la educación en línea “en una semana” cuando se desató la pandemia de coronavirus, algo que no sucedió con la mayoría de las escuelas públicas.

La crisis, concluyeron ambas especialistas, golpea a las mujeres como soportes del hogar.

Otra de las cuestiones abordadas fue la necesidad de saber cuál es el acceso real que tienen las mujeres a los conocimientos de internet para emprender su propia independencia, “¿Tienen los conocimientos de internet para hacerlo?, ¿Tienen el tiempo?”, indagó Saint Malo.

En la región, Brasil se mantiene en segunda posición -justo por detrás de EE.UU.- en casos de contagios del nuevo coronavirus con 4.528.240 millones de casos y 136.532 muertes; México ha informado de 697.663 casos y de 73.493 fallecimientos, mientras Colombia ha tenido 758.398 casos y 24.036 decesos.