Vista general de la cárcel de máxima seguridad El Pozo I, Honduras. Foto cortesía O. Ortiz.
Vista general de la cárcel de máxima seguridad El Pozo I, Honduras. Foto cortesía O. Ortiz.

De varios disparos, machetazos y apuñalado perdió la vida el sábado 26 de octubre, Nery Orlando Sanabria López, de 35 años de edad y quien también se hacía conocer en Honduras como “Magdaleno Meza”.

A Meza se le achacaba la posesión de las denominadas “narco libretas”, presentadas durante el juicio celebrado este mes contra Antonio “Tony” Hernández en Nueva York.

Tony Hernández, el hermano del presidente de Honduras, durante una conferencia de prensa en Tegucigalpa en noviembre del 2017.
EEUU: libreta de ex narcotraficante nombra a hermano presidente Honduras
EEUU: libreta de ex narcotraficante nombra a hermano presidente Honduras

Magdaleno Meza fue asesinado por reclusos de la cárcel de alta seguridad El Pozo, departamento de Santa Bárbara, en el país centroamericano.

El sujeto estaba en prisión preventiva por “lavado de activos, uso indebido de nombre y almacenamiento ilegal de armas de fuego de uso prohibido en perjuicio de la economía”, según el diario hondureño La Tribuna.

Fueron varios disparos y heridas mortales infringidas las que terminaron con la vida de este individuo, a quien se le confirmó poseía una segunda identidad.

Su abogado, Carlos Chajtur, señaló a medios locales que ya habían solicitado el traslado del prisionero por las amenazas de muerte que recibió.

“Empezamos a denunciar, que temía por su vida, que su cabeza tenía un precio, yo creo que el primer responsable es el gobierno, aunque no quisiéramos, pero pueden existir elementos, nunca respondieron las solicitudes de traslado”, dijo Chajtur. 

En tanto, el subdirector de centros penitenciarios German McNeil, dijo en conferencia de prensa: “estamos en proceso de investigación, realizando las acciones correspondientes, aparentemente fue una riña”.

Hasta el momento se espera un informe detallado, por lo que ya cuatro reclusos sospechosos, así como agentes penitenciarios fueron identificados y han sido puestos en investigación por la muerte de Meza.