Antes de esta declaración el ministro de Salud costarricense le había adelantado a VOA que esta semana sostendrá una reunión virtual con sus homólogos centroamericanos, con los cuales ha estado en contacto. Foto Ministerio de Salud Costa Rica.
Antes de esta declaración el ministro de Salud costarricense le había adelantado a VOA que esta semana sostendrá una reunión virtual con sus homólogos centroamericanos, con los cuales ha estado en contacto. Foto Ministerio de Salud Costa Rica.

El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas aclaró en conversación con Voz de América que existe una comunicación “bastante fluida”, gracias al Reglamento Sanitario Internacional entre los países de Latinoamérica tras la aparición del primer caso de coronavirus en la región, el cual fue confirmado en Brasil.

“La Organización Mundial de la Salud adoptó en 2005 el Reglamento Sanitario Internacional, el cual establece que debe haber un punto focal (funcionario de gobierno) por país que se encarga de hacer la comunicación en todo el mundo de los posibles casos o amenazas que se presenten… En este caso (del coronavirus) la comunicación ha sido bastante fluida… Ese reglamento permite que esos oficiales de gobierno hagan la comunicación de cualquier caso sospechoso o de un brote en menos de 24 horas y entre países dar el seguimiento de un caso que ponga en riesgo la salud pública”, explicó Salas.

Antes de esta declaración el ministro de Salud costarricense le había adelantado a VOA que esta semana sostendrá una reunión virtual con sus homólogos centroamericanos, con los cuales ha estado en contacto. 

El titular de la cartera de Salud de Costa Rica habló además de las recomendaciones que se deben seguir para evitar contagios de éste y otros virus, (el cual es conocido oficialmente como COVID-19), entre ellas el protocolo de estornudo, el cual implica “estornudar usando la cara interna del ante brazo” para contener los virus y evitar que se propaguen en el aire.

En conferencia de prensa, Salas junto a la ministra de Turismo, María Amalia Revelo y el Gerente Médico de la estatal Caja Costarricense del Seguro Social, Mario Ruiz, informó que tras el caso de coronavirus surgido en Brasil se actualizaron los lineamientos de vigilancia para la enfermedad.

 

“La definición de caso ahora incluye como requisito haber estado en los últimos 14 días en países con casos autóctonos de COVID-19 según la lista oficial del Ministerio de Salud (actualmente incluye a China, Corea del Sur, Irán e Italia), además de presentar fiebre mayor o igual a 38 C, tos o dolor de garganta y en los casos más severos, dificultad respiratoria” detalló el ministro Salas.

En esa misma línea, Revelo reafirmó la confianza en el sistema de salud costarricense, uno de los más sólidos de toda América Latina, según el Índice Global de Retiro Anual de la calificadora International Living.

“Nuestro sistema de salud es robusto y está preparado, pero es importante la responsabilidad de autocuidado con las medidas de prevención, con especial atención en personas con enfermedades crónicas u otros factores de riesgo”, destacó Ruiz durante la conferencia de prensa.

Una de las medidas más importante anunciadas por las autoridades de salud de Costa Rica fue que el país ya está en capacidad de implementar la prueba de laboratorio específica para realizar el diagnóstico para detectar pacientes portadores de COVID-19.

Se trata de una prueba molecular, conocida como reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real (PCR-TR), bajo el protocolo de Berlín; por lo que, si se presenta algún caso sospechoso, la nación centroamericana está en capacidad de descartar o confirmar la presencia del nuevo virus respiratorio, sin tener que enviar la muestra fuera de Costa Rica.

Ante las consultas de la prensa, las autoridades de salud además aclararon que la protección que brindan las mascarillas es sumamente baja y solo se recomienda usarlas en pacientes con Coronavirus, personal de salud y no en personas sanas, sin no hay recomendación médica.