La oficina de Bolsonaro se negó a comentar sobre la denuncia.
La oficina de Bolsonaro se negó a comentar sobre la denuncia.

Un grupo de abogados y exministros brasileños solicitó que la Corte Penal Internacional investigue al presidente Jair Bolsonaro, argumentando que incita el genocidio de los indígenas.

El grupo denunció el jueves lo que calificó de “ataques extensos y sistemáticos” contra las tribus indígenas, y agregó que el gobierno no los protege a ellos ni a su entorno de la tala ilegal o de los invasores de tierras.

La Corte Penal Internacional, afincada en La Haya, recibe muchas denuncias al año y la mayoría no concluyen en investigaciones o imputaciones.

La Comisión Arns para la Defensa de los Derechos Humanos, un grupo con sede en Brasil, es coautora de la acusación de genocidio, que además incluye a seis exministros de gabinete que son parte de la oposición política de Brasil, así como abogados, periodistas, analistas y medioambientalistas.

La oficina de Bolsonaro se negó a comentar. El mandatario ha alegado que las protecciones ambientales con frecuencia son un obstáculo para el desarrollo económico de Brasil.