Ivan Márquez, al centro en la foto junto a la delegación de las FARC en las negociaciones de paz en La Habana, donde dijeron que no volverían a secuestrar.
Ivan Márquez, al centro en la foto junto a la delegación de las FARC en las negociaciones de paz en La Habana, donde dijeron que no volverían a secuestrar.

La guerrilla de las FARC anuncia que liberará a un ex militar estadounidense que fue secuestrado hace un mes como un gesto con las conversaciones de paz de La Habana.

Se pusieron en marcha en Colombia los contactos tendientes a lograr la liberación de un estadounidense secuestrado hace un mes por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
 
En tal sentido, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) comenzó a establecer los contactos para facilitar la liberación del estadounidense al que las FARC identifican como el ex soldado Kevin Scott Sutay, secuestrado el pasado 20 de junio en el departamento del Guaviare.
 

SANTOS “ME LA JUEGO POR LA PAZ
SANTOS “ME LA JUEGO POR LA PAZ

​​Las FARC dijeron que lo entregaran a una misión humanitaria y pidieron que la ex senadora Piedad Córdoba, un delegado de la comunidad de Saint Egidio y la Cruz Roja integren la misión.
 
Por su parte, el embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael McKinley exigió la liberación del estadounidense asegurando que “nada tiene que ver con la misión militar, nada tiene que ver con el conflicto armado” en Colombia y que en cambio se trata de un militar retirado que realizaba un viaje por Latinoamérica.
 
También el ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, se mostró crítico con las FARC por el secuestro de un “ciudadano común y corriente” y recordó que se “habían prometido no secuestrar” y lo hicieron. Pinzón afirmó que “la información que hemos recogido indica que es un ciudadano norteamericano que llegó a esa zona del país y al que incluso en su momento la Policía le advirtió de no entrar en ciertas zonas”.
 
Las FARC informan en su página de Internet que “hemos tomado la decisión política de liberarlo”, y que lo hacen como “un gesto que se enmarca dentro del ambiente de las conversaciones que se adelantan en La Habana con el gobierno colombiano, en búsqueda de un acuerdo que ponga fin al conflicto social y armado en nuestro país”.
 
También dicen en el comunicado que el rehén les dijo que integró “la Armada de los Estados Unidos desde el 17 de noviembre de 2009 hasta el día 22 de marzo de 2013 y según su propia versión participó en la guerra de Afganistán entre los años 2010 y 2011” como experto en explosivos.