El expresidente boliviano Evo Morales insistió en entrevista con el periódico español ABC en que fue víctima de un golpe de estado.
El exmandatario también dijo que tiene una invitación para acudir a la toma de posesión del presidente electo de Argentina el 10 de diciembre.

El expresidente de Bolivia Evo Morales dijo el miércoles que tiene una "notificación azul" de Interpol debido a denuncias por una serie de delitos, tras verse obligado a abandonar su cargo y el país este mes.

El político, asilado en México desde hace un par de semanas, afirmó que está siendo buscado en el mundo por ser considerado un criminal por sus opositores.

"La denuncia es contra Evo Morales y los que resulten autores de hasta 10 delitos, entre ellos, alzamiento armado", citó Morales, haciendo referencia a la notificación de la Interpol, en una conferencia de prensa en Ciudad de México.

Las notificaciones azules de la Interpol tienen como objetivo solo la localización o identificación de una persona que resulte de interés en una investigación penal de algún país, o la obtención de información relativa a ella.

Morales llegó a México luego que el Ejército de Bolivia solicitara su renuncia, argumentando que debía garantizar la estabilidad del país tras la fuerte reacción social a una disputada elección el mes pasado.

El exmandatario también dijo que tiene una invitación para acudir a la toma de posesión del presidente electo de Argentina el 10 de diciembre, pero que aún no ha decidido si irá.