Los inventarios de combustible de Venezuela han ido disminuyendo esta semana debido a que las refinerías locales producen poco y PDVSA enfrenta complicaciones relacionadas a las nuevas sanciones de EE.UU.
El Departamento de Tesoro igualmente informó sobre su decisión de eliminar las restricciones a los buques PB y desbloquear buques previamente sancionados en abril.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este miércoles nuevas sanciones a Cubametales, la petrolera estatal cubana, por su continua importación de petróleo venezolano.

Las sanciones de hoy significan que todos los bienes e intereses en propiedad de Cubametales, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más, que se encuentren en Estados Unidos o en control de personas estadounidenses están bloqueadas.

De acuerdo al comunicado de prensa, a cambio del petróleo, Cuba provee a la nación sudamericana de "apoyo", incluyendo "asistencia en defensa, inteligencia y seguridad", al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

En enero de este año EE.UU. sancionó directamente a la estatal petrolera venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA). A partir de finales de abril, se prohibió la importación de petróleo venezolano por parte de entidades del país norteamericano. Desde entonces, EE.UU. ha sancionado ha navieras y  buques petroleros que enviaban petróleo desde Venezuela a Cuba, a manera de advertencia para aquellos que estén del lado del presidente en disputa.

"Maduro se está aferrando a Cuba para mantenerse en el poder, comprando operativos militares y de inteligencia a cambio de petróleo. Las sanciones del Departamento del Tesoro a Cubametales interrumpirá los intentos de Maduro de usar el petróleo de Venezuela como una herramienta de negociación para ayudar a sus partidarios compran protección de Cuba y otros actores extranjeros malignos", afirma en el comunicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Ya a mediados de marzo, la Asamblea Nacional, liderada por el presidente encargado Juan Guaidó, en medio de los apagones, ordenó a las autoridades encargadas ahorrar el combustible para permitir el funcionamiento adecuado de los equipos del sistema eléctrico, por lo que suspendió el suministro de crudo a Cuba.

El Departamento de Tesoro igualmente informó sobre su decisión de eliminar las restricciones a los buques PB y desbloquear buques previamente sancionados en abril como muestra de que "los cambios positivos en el comportamiento pueden resultar en el levantamiento de las sanciones ".

Explican que reconocen las acciones que PB Tankers ha tomado para garantizar que sus buques "no sean cómplices para apuntalar" al gobierno de Maduro.