ARCHIVO - Mauricio Claver-Carone, director principal del Consejo de Seguridad Nacional para Asuntos del Hemisferio Occidental y asesor presidencial del gobierno estadounidense. Foto: VOA/Bricio Segovia.
Mauricio Claver-Carone, director de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, abandonó las actividades previstas en la toma de posesión del presidente argentino Allberto Fernández.

El enviado especial de Donald Trump a la toma de posesión de Alberto Fernández, Mauricio Claver-Carone, dejó este martes a un lado sus actividades planeadas y decidió salir de Argentina.

En declaraciones al diario Clarín, el director de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos pareció referirse a la presencia del representante de Venezuela, entre otros invitados.

"Desafortunadamente, debido a unas invitaciones y a algunas sorpresas que recibimos al llegar, decidí no ir y me voy temprano”, dijo al rotativo bonaerense.

Clarín confirmó que Claver-Carone “suspendió entrevistas que tenía previstas para el miércoles con el nuevo presidente argentino y su canciller Felipe Solá”.

La causa está ligada a la presencia en los actos oficiales del ministro de Comunicación del gobierno en disputa de Venezuela, Jorge Rodríguez, quien ha sido señalado con la prohibición de entrada a la Argentina, entre otros países, citó el diario.

 

Otra de las “sorpresas” fue  la visita del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, con pedidos de prisión preventiva en su país.

El propio Claver-Carone confirmó en una entrevista con Clarín que transmitió su disgusto y el mensaje suyo y de Trump al nuevo secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

No voy a tener las reuniones de trabajo que tenía programadas para mañana", informó Claver-Carone, principal asesor de Trump para el Hemisferio Occidental.