One-year-old Gael Gomez wears a mask against the spread of the new coronavirus, as his mother holds him and begs for food from…
Gael Gómez, de un año de edad, usa una máscara para evitar la propagación del coronavirus, mientras su madre lo abraza y pide comida a los conductores en la Carretera Dorada en Ilopango, El Salvador.

SAN SALVADOR - Estados Unidos anunció un paquete de 2 millones de dólares a través de la Agencia Internacional para el Desarrollo, USAID por sus siglas en inglés, para otorgar créditos en bancos locales salvadoreños y apoyar a la micro y pequeña empresa que siguen paralizadas por la pandemia del COVID-19.

El anuncio  fue hecho por  el embajador de Estados Unidos en El Salvador, Douglas Johnson. Este tipo de apoyo, según manifiesta Héctor Córdova, de la Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito de El Salvador (Fedcaces), será importante para la recuperación.

El economista dice que la cuarentena por la pandemia de la COVID-19 impactó directamente la actividad productiva en general y afectó  en un 80% la economía de la micro y pequeña empresa.
 

Escuche
El Salvador: EE.UU. ayuda a pequeñas empresas

Los fondos de USAID, serán destinados para capacitar a los micro y pequeños empresarios en el desarrollo de  estrategias para encontrar nuevas oportunidades y para analizar las características y las tendencias y cambios que presentarán los mercados internacionales en el contexto del coronavirus.

Se brindará capacitación a las PYMES sobre las nuevas regulaciones y mejores prácticas en áreas como bioseguridad, seguridad ocupacional y etiquetado.

Además, en El Salvador, la actividad económica también ha comenzado a enfrentar la escasez de bienes y materias primas, por la decisión de las autoridades de Costa Rica de prohibir el ingreso de conductores extranjeros, lo que provoca dificultades, dice Silvia Cuéllar de la corporación de exportadores, Coexport.   

Los exportadores reconocen que debido a la pandemia del COVID19, es necesario tomar medidas sanitarias en las fronteras para el paso de mercancías, pero aducen que los procedimientos deben homologarse.

Los registros de Coexport  indican que hasta el miércoles 20 de mayo, había más de 1,669 contenedores varados, de los cuales un 40 % corresponden a El Salvador y un 17 % son de Guatemala. El resto se distribuye entre  Honduras, Nicaragua y Panamá.