Venezuelan migrants sit on mattresses in a building at the Tienditas International Bridge in Cucuta, Colombia, on the border…
Un albergue para migrantes venezolanos en el puente internacional Las Tienditas, Cúcuta, Colombia, el pasado 16 de junio.

Los presidentes de Ecuador, Lenín Moreno, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez, expresaron este miércoles ante la 75ª Asamblea General de Naciones Unidas el apoyo de sus respectivos gobiernos a los mecanismos regionales y mundiales de los que se benefician al día de hoy los venezolanos que huyen de la crisis humanitaria que vive su país.

“Continuaremos apoyando decididamente el pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular, así como la Declaración de Quito sobre movilidad humana de ciudadanos venezolanos en la región”, aseveró Moreno en su intervención.

El mandatario ecuatoriano señaló que los migrantes han sido afectados doblemente por la pandemia. “Como país receptor procuramos garantizar el ejercicio de sus derechos con una respuesta humanitaria”, dijo.

Más adelante, el mandatario paraguayo Abdo Benítez recordó que la diáspora venezolana es actualmente la más grande del mundo, con "cinco millones de venezolanos que se han visto forzados a emigrar a nuestros países", dijo.

"Expreso una vez más mi solidaridad con el pueblo venezolano, y el Paraguay seguirá apoyando las denuncias internacionales contra las violaciones de los derechos humanos en Venezuela", concluyó.

Flagelo de la violencia de género

Lenín Moreno agregó que los confinamientos como medida para frenar la pandemia de coronavirus, han hecho que aumente la violencia de género.

“El encierro, la falta de empleo y la pobreza sumados al COVID-19 han exacerbado la violencia de género”, señaló.

Transitory shelter opened for Venezuelans stranded on the Cúcuta border
Más de 90.000 migrantes venezolanos han regresado a Venezuela desde Colombia
Migración Colombia también informó que más de 220 vuelos humanitarios han permitido el retorno de un poco más de 28 mil colombianos provenientes de diferentes países.

El mandatario explicó que los más afectados en ese sentido son los grupos más vulnerables: “mujeres, niñas y niños han tenido que permanecer en sus hogares junto a sus agresores poniendo en riesgo su seguridad física y mental y, a veces, hasta sus vidas”.

Moreno indicó que adultos mayores y personas con discapacidad también han sufrido especialmente el impacto de la pandemia.

Hasta el martes, según datos de la agencia de noticias Reuters y de los gobiernos en América Latina, Ecuador se encontraba en el noveno lugar en la región en número de casos de covid confirmados, con 128.731 contagios y 10.996 muertes, precedido por Brasil, México y Colombia, en ese orden.

Acceso a la tecnología

El presidente ecuatoriano enfatizó también en la importancia de la tecnología para que los ciudadanos tengan acceso a la telemedicina, a fin de poder hacer frente al avance de la pandemia de coronavirus en todo el mundo.

El brote, advirtió no obstante, “ha demostrado la gran brecha digital que existe entre nuestras naciones, producto de la desigualdad”.

El presidente Moreno hizo patente su apoyo a las gestiones que ha hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) y reclamó que los países se unan para garantizar el acceso a las vacunas contra COVID-19, que estén en un “repositorio libre de patentes” y que se preste “atención a los más vulnerables”.