Nelson Martinez, left, his wife Makelys Faneite, center, and sister Maryuri Alvarez, pose for a photo with their children…
Nelson Martínez, izquierda, su esposa Makelys Faneite, centro, y su hermana Maryuri Alvarez, posan para una foto con sus hijos afuera de su carpa en un parque donde vivían con otros migrantes venezolanos desempleados, en Bogotá, en junio de 2020.

BOGOTÁ - Migración Colombia informó el martes que desde el cierre de la frontera con Venezuela, a mediados de marzo, más de 113.000 venezolanos han regresado a su país, de manera voluntaria, pero es un fenómeno que se ha venido desacelerando debido a la reactivación económica del país.

Así informó el director de la autoridad migratoria, Juan Francisco Espinosa, quien afirmó que la desaceleración se produce “fundamentalmente porque la reactivación de las ciudades ha hecho que los venezolanos se lo piensen un poco mejor y empiecen a encontrar oportunidades de ingreso”.

“Lamentablemente tenemos una alta dependencia de los mercados informales en la población migrante venezolana”, lamentó Espinosa.

El funcionario enfatizó que las restricciones impuestas por el gobierno en disputa de Venezuela al retorno de sus conciudadanos permanecen vigentes y que la frontera continuará cerrada hasta el próximo 1 de noviembre.

“Durante el mes de octubre, todas las autoridades estamos revisando las condiciones en cada uno de los puntos de frontera, a efectos de buscar el momento oportuno de apertura”, añadió Espinosa.

Desalojo ilegal a venezolanos en Bogotá
Con el inicio de la pandemia, muchos migrantes en Bogotá han sido desalojados de sus viviendas, sin muchas explicaciones. Desalojos que aunque no son permitidos por el gobierno nacional ni distrital, se siguen presentando en la capital colombiana.

Advirtió que la situación de los migrantes venezolanos es “absolutamente terrible” e instó a los ciudadanos a “abrazar” a esta población.

Explicó que, a finales de semana, se informará de los términos de renovación de algunas modalidades del Permiso Especial de Permanencia (PEP) para venezolanos. Así mismo, señaló que sigue adelante el proceso de PEP educativo para facilitar el proceso académico de niños venezolanos en Colombia; así como el proceso de identificación biométrica, que permitirá dar identidad a los migrantes, con aras a que tengan una pronta y más fácil inclusión en el mercado laboral, educativo y social en el país.

Hasta el momento, dice Migración, se han diligenciado más de 5.500 PEPFF (para el Fomento de la Formalización)  y renovado más de 124.000 PEP RAM (Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos).

Finalmente, Migración Colombia informó que, hasta el 30 de septiembre, ingresaron 570 vuelos humanitarios al país con más de 54.700 colombianos. Y, a través de vuelos comerciales, desde 19 de septiembre, más de 25.000 viajeros han llegado a Colombia; 70 extranjeros no fueron admitidos por no cumplir los requisitos de ingresos al país, y cinco colombianos llegaron con COVID.19, lo cual está siendo materia de investigación para esclarecer los hechos.