Paratroopers from the U.S. Army's 82nd Airborne Division walk out to a waiting transport plane bound for Colombia to…
Tropas estadounidenses participan en ejercicios militares conjuntos con Colombia, en enero de 2020.

La noticia sobre inminente llegada a Colombia en junio de 45 militares estadounidenses del Comando Sur generó un fuerte enfrentamiento entre las diferentes fuerzas políticas en el país. 

El presidente del Senado, Lidio García, a través de la red social Twitter, le recordó al presidente de la República que ese cuerpo legislativo debe autorizar este tipo de operaciones militares. “Con todo respeto presidente Iván Duque, quiero recordarle que el artículo 173 de nuestra Carta política establece que “permitir tránsito de tropas extranjeras” en territorio colombiano es una atribución constitucional del Senado de la República”, escribió.

Sin embargo, el gobierno a través del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, aclaró que los militares estadounidenses no participarán en operaciones militares en el terreno, por lo que no hay necesidad de solicitar permiso al Congreso.

Escuche
Reacción llegada militares EE.UU. Colombia

“Este personal asesorará, dentro de las unidades militares, a los Estados Mayores de las Fuerzas de Operación Conjunta y de la Brigada contra el Narcotráfico, en ningún momento habrá tránsito de tropas extranjeras, ni participaran en operaciones militares”, explicó el ministro Holmes.

No obstante, desde la oposición el senador Antonio Sanguino, cuestionó el anuncio. “Esta es una presencia militar que compromete la integridad territorial y la soberanía de Colombia”.

Más radical en su declaración el exguerrillero y senador Carlos Antonio Lozada, quien afirmó que este tipo de presencia facilita una posible intervención militar de Estados Unidos en Venezuela, “poniendo a nuestro país sobre los efectos de una posible guerra internacional”.

Por su parte, el gobierno colombiano advirtió que las operaciones se enmarcan en un acuerdo de cooperación militar firmado con Estados Unidos hace varias décadas y el objetivo será brindar asesoría a los altos mandos de Colombia en la lucha contra el narcotráfico.