La Policía Nacional ha impuesto más de 550 mil comparendos a ciudadanos que han infringido el confinamiento o no cumplen con las medidas de bioseguridad.
La Policía Nacional ha impuesto más de 550.000 multas a ciudadanos que han infringido el confinamiento o no cumplen con las medidas de bioseguridad. [Foto: Cortesía Oficina Prensa Policía Nacional]

COLOMBIA - Pese a que en Sudamérica es Colombia la nación que presenta unas de las cifras más bajas en cuanto a contagios y muertes por coronavirus, con algo más de 73.500  casos positivos y 2.404 fallecidos, la desobediencia social frente a las medidas adoptadas por el gobierno para contener la pandemia, encendieron las alarmas del Gobierno Nacional.

La preocupación llega en momentos en que datos recientes del Instituto Nacional de Salud indican que hay más de 2.000 casos positivos diarios y un promedio de 80 muertos por día.

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, -al reseñar las cifras de multas impuestas por las autoridades a los infractores de la medida, así como las más de 2.000 fiestas ilegales que la policía tuvo que intervenir el fin de semana pasado-, rechazó la irresponsabilidad de un sector de la población que insiste en violar el confinamiento y no guardar las medidas de bioseguridad.

“Hemos visto en algunas ciudades del país fiestas, rumbas, pachangas y claramente quienes deciden tomar ese camino de la irresponsabilidad, lo que están es poniendo en riesgo la vida de sus seres queridos y la de ellos mismos”, señaló el mandatario, quien anunció el martes que extenderá hasta el próximo 15 de julio el actual Aislamiento Preventivo Obligatorio, con las excepciones vigentes.

Con puestos de control en las salidas de las ciudades la Policía Nacional vigila que los ciudadanos respeten la cuarentena. [Foto: Oficina Prensa Policía Nacional]

En ciudades como Cali, Barranquilla, Cartagena y Bogotá las cifras de contagios y muertes siguen incrementándose rápidamente, e incluso en la capital del país la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos, UCI, es cercana al 70 por ciento, a solo cinco puntos de un nuevo confinamiento total, cuando la ciudad llegue al 75 por ciento de ocupación de las UCIs, según lo ha advertido la alcaldesa de la ciudad, Claudia López.

Ante este panorama, que pone en riesgo la vida de miles de personas y el proceso de reactivación económica emprendido por el gobierno, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunció que se extremarán las restricciones y se pasará de las multas y comparendos a la  judicialización de los infractores. “Recordemos que hay sanciones muy claras previstas, incluso en el código penal, no quisiéramos llegar allá, pero es muy probable que tengamos que tomar las medidas más drásticas para poder hacer que exista disciplina social”, recalcó el funcionario.

A pesar de las advertencias y los controles de las autoridades, en algo más de tres meses de Aislamiento Preventivo Obligatorio, en el país se han impartido cerca de 550 mil comparendos a infractores de la medida, quienes deben pagar multas equivalentes a 270 dólares.

Sin embargo, a pesar de las cifras, muchos de los sancionados no necesariamente violan la restricción a voluntad, miles son trabajadores informales que devengan su sustento del denominado “rebusque” diario y deben escoger entre el confinamiento o satisfacer sus necesidades económicas.