Las llamas comenzaron el martes como incendios forestales, pero se propagaron a poblaciones humildes en los cerros de Rocuant y San Roque.
Incendio en Valparaíso arrasa con al menos 200 viviendas. Las autoridades creen que el fuego fue intencional.

Un incendio forestal en la ciudad chilena de Valparaíso que comenzó antes de Navidad dejó 245 viviendas destruidas y unas 700 personas damnificadas, mientras autoridades plantearon que los focos del fuego habrían sido provocados y pidieron investigaciones.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, dijo el jueves durante un recorrido por la zona afectada que había evidencia de que el incendio había sido iniciado deliberadamente.

“Hay indicios, alguna evidencia, de que esto pudo ser un incendio intencional. Esto sería extremadamente grave”, dijo el mandatario. “Lamento profundamente que lo que debió haber sido una Nochebuena, una noche de paz, haya sido alterada profundamente por esta tragedia”, añadió.

Las llamas comenzaron el martes como incendios forestales, pero se propagaron a poblaciones humildes en cerros de Rocuant y San Roque, donde destruyeron por igual viviendas sólidas y de madera.

Valparaíso se caracteriza por tener vientos que cambian en cuestión de segundos y avivan los incendios.

Helicópteros como el de la foto ayudan a contener los incendios de Navidad en Valparaíso.

Los incendios se extendieron hasta el miércoles y solo fueron controlados después de que helicópteros forestales descargaron miles de litros de agua sobre las llamas.

Al menos 40 hectáreas fueron afectadas por el siniestro.

 

Los habitantes del área, que celebraban la Navidad, debieron abandonar apresuradamente sus viviendas y muchos perdieron todas sus pertenencias e incluso mascotas.

Afortunadamente, ninguna persona murió en los incendios.

Gran parte de los residentes regresaron el miércoles y desesperados pedían palas, máscaras, guantes y agua para asegurarse que las brasas remanentes entre los escombros no reavivaran las llamas.

Los residentes de los cerros en Valparaíso huyen de las llamas el 24 de diciembre de 2019.

El ministro del Interior de Chile, Gonzalo Blumel, coincidió con la teoría de que el siniestro fue provocado, y dijo este miércoles que hay indicios de que los incendios "podrían haber sido intencionales" y que el ministerio presentaría una querella por delito de incendio.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, dijo que en efecto, las teorías de fuego provocado estaban aumentando y llamó repetidamente a los vecinos a denunciar cualquier conducta sospechosa.

El presidente, Sebastián Piñera, manifestó su profundo pesar por lo sucedido en vísperas de Navidad.

"Estamos trabajando sin descanso para apagar los incendios", dijo el mandatario el martes en Twitter.

Así se veían las columnas de humo ascendiendo de los cerros de Valparaíso, Chile, el 24 de diciembre de 2019.

El puerto de Valparaíso, a unos 100 kilómetros al oeste de Santiago, es conocido por sus cerros y coloridas casas en las zonas más turísticas. 

La estatal Corporación Nacional Forestal (Conaf) informó que el incendio quedó totalmente controlado para el mediodía del jueves. Un total de 132 hectáreas de vegetación fueron destruidas, agregó.

El ministro de Agricultura, Antonio Walker, dijo que las altas temperaturas durante el verano austral y las condiciones provocadas por una sequía histórica han proporcionado un terreno fértil para los incendios forestales.