Fuerzas políticas bolivianas a favor y en contra del expresidente Evo Morales llegan a un acuerdo para enviar al Congreso un proyecto de ley que permitiría llamar a nuevas elecciones presidenciales. Foto Yuvinka Avilez.
Fuerzas políticas bolivianas a favor y en contra del expresidente Evo Morales llegan a un acuerdo para enviar al Congreso un proyecto de ley que permitiría llamar a nuevas elecciones presidenciales. Foto Yuvinka Avilez.

Manifestantes afines al expresidente Evo Morales empiezan a levantar los bloqueos que impiden el acceso a las principales ciudades de Bolivia luego de un consenso de las fuerzas políticas para convocar a nuevas elecciones tras unos comicios calificados de fraudulentos.

Imágenes televisivas mostraron que poco a poco los automóviles iban pasando por los puntos donde hay bloqueos. En la planta de gas de la ciudad vecina de El Alto, el lugar más complicado de los bloqueos, ya había tránsito vehicular.

El gobierno interino de Jeanine Añez también logró que los manifestantes acepten dialogar, informó el ministro de Obras Públicas, Yerko Nuñez, a periodistas.

“Se ha llegado a un acuerdo para llegar a un dialogo para pacificar al país. Ellos sólo han pedido garantías y se las vamos a dar”, expresó el ministro.

En tanto, organizaciones sociales afines a Morales instruyeron el repliegue de los puntos de bloqueo, aunque mantuvieron el estado de emergencia hasta que el Congreso apruebe la convocatoria a elecciones, según indicaron en un comunicado.

Se prevé que el dialogo se lleve a cabo el sábado por la tarde.

Fuerzas políticas bolivianas a favor y en contra del expresidente Evo Morales llegan a un acuerdo para enviar al Congreso un proyecto de ley que permitiría llamar a nuevas elecciones presidenciales.

Acuerdo

El acuerdo se alcanzó el viernes en la noche tras complicadas negociaciones entre ambas partes. Hasta el momento no se prevé que participe Morales. La decisión se tomó tras la convulsión social que las elecciones del 20 de octubre han provocado en la nación andina. Hasta el momento se contabilizan al menos 32 muertos.

El senador Oscar Ortiz, del gobierno de transición de Jeanine Áñez, informó sobre el consenso, que anularía las elecciones del 20 de octubre.

Los senadores aseguraron que el proyecto de ley sería entregado el sábado por la mañana ante el pleno del Senado y en caso de ser aprobado sería derivado a la cámara de Diputados.