Karen Longaric en entrevista exclusiva con la Voz de América. Foto Fabiola Chambi/VOA.
La ministra de Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, en entrevista exclusiva con la Voz de América. [Foto: Fabiola Chambi/VOA].

BOLIVIA - La canciller de Bolivia, Karen Longaric, en entrevista exclusiva con la Voz de América, se refirió a las relaciones diplomáticas de Bolivia con varios países y a la situación de exautoridades del gobierno del expresidente Evo Morales, asiladas en la embajada de México en La Paz, desde noviembre de 2019.

Luis Arce Catacora, virtual presidente de Bolivia, dijo a la agencia EFE el jueves, que cuando asuma sus funciones se entregarán salvoconductos a estos exfuncionarios que hace más de un año fueron acogidos en la residencia oficial de la embajada del vecino país en medio de una fuerte polémica. Y que lo hará en “aplicación de la normativa internacional”.

La canciller Longaric expresó su sorpresa ante este anuncio y calificó la medida de "torpeza". La titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, enfatizó que la situación de los asilados depende del poder judicial porque existen mandamientos de apremio expedidos por la Fiscalía.

VOA: ¿Qué evaluación tiene de las elecciones generales considerando también el clima de tensión que se está generando ahora y aún a la espera de los resultados oficiales?

Longaric: Yo creo que las elecciones del 18 de octubre se han celebrado de una manera pacífica. La gente ha ido a votar con mucho orden, expectantes del resultado oficial que aún no tenemos y tendremos que esperar que el Tribunal Supremo Electoral se pronuncie al respecto. Ya el panorama está claro y definido, por la tendencia que muestra en boca de urnas, que le dan el triunfo al Movimiento Al Socialismo.

Luis Arce, presidential candidate for the Movement Towards Socialism (MAS) party, raises his fist as he claims victory after…
Candidato del MAS se perfila como futuro presidente de Bolivia
Un recuento no oficial el lunes ubica al partido de izquierda de Evo Morales en primer lugar en las elecciones generales del domingo y apunta a la posibilidad de la vuelta al poder del MAS en Bolivia.

VOA: Pero hay algunas movilizaciones populares que han generado un poco de tensión en las últimas horas en el país…

Longaric: Sí, esperemos que eso no crezca, porque lo ideal es vivir en un clima de paz. Ahora a ponerse a trabajar, desde el área que a cada quien le corresponda, en procura de tener un país con instituciones estables y sólidas.

VOA: El virtual presidente Luis Arce ha expresado su interés de reanudar las relaciones con Cuba y con Venezuela, países de los que ustedes habrían mantenido cierta distancia. ¿Qué opinión le merece?

Longaric: Yo creo que ellos tienen una visión muy diferente de la que tengo yo respecto a las relaciones internacionales de Bolivia. Yo, orientada a una política exterior única y estrictamente en función de los intereses de mi país, de los intereses de Bolivia y del interés del pueblo boliviano. Ellos tienen una, en función de un interés político partidario y de una orientación ideológica vinculada a los países del socialismo del siglo XXI. Esto nace -sabemos- con Lula, con Chávez. Y bueno, esa es la orientación que le darán a la política exterior. Espero que, en todo caso, sea en beneficio del país y no sea en beneficio de otros países que están interesados en cooptar a Bolivia ideológicamente.

VOA:  Durante su gestión se han allanado las relaciones con Estados Unidos. ¿Qué anticipa en este nuevo escenario bilateral con el próximo gobierno?

Longaric: Creo que el próximo gobierno tiene que actuar inteligentemente y profundizar las relaciones con Estados Unidos, elevarlas al nivel de embajadores y esto en función de los intereses de Bolivia y de diversos sectores. Estados Unidos es uno de los principales mercados para Bolivia de nuestros productos no tradicionales, de nuestros productos con valor agregado. Además, es insoslayable que Estados Unidos es la potencia mundial más importante.

A Bolivian woman holds coca leaves on a Bolivian flag at the "Cumbre de los Pueblos" (People's Summit), organised by social…
Dos resultados electorales definirán el destino de las relaciones Bolivia-EE.UU.
Los bolivianos viven pendientes de unos comicios que no son los de EE.UU., sino los suyos, que se celebran el próximo domingo.

VOA:  Usted también ha señalado a los gobiernos de Argentina y México por intromisión en los asuntos internos de nuestro país. ¿Cómo anticipa el gobierno del presidente Luis Arce respecto a estos dos países?

Longaric: Los presidentes de estos dos países de Argentina y de México tienen la misma línea política, son amigos personales de don Evo Morales y tienen intereses particulares respecto a la política interna que se vaya a desarrollar en Bolivia. Entonces, obviamente que esa relación con ellos se va a fortalecer.

VOA:  ¿Qué logros puede destacar en su gestión?

Karen Longaric: Hemos realizado un trabajo intenso, sin pausa, sin límites, sin escamotear absolutamente ni tiempo, ni esfuerzo, ni ganas por fortalecer a la cancillería como una de las instituciones más importantes del país. En mi criterio, el resultado de mi gestión es de 100 sobre 100, de excelencia. He hecho un trabajo en función de los intereses de mi país.

Con el gobierno de Maduro no podemos hablar de acercamiento porque nosotros rechazamos al gobierno totalitario de Maduro" 

Fortalecer las relaciones con todos los otros países y el hecho de no haber tenido una buena relación con México o con Argentina o con Cuba no ha sido por problema nuestro, sino porque ellos se han rehusado a aceptar al gobierno de la señora Áñez como un gobierno legítimo y constitucional. Y en ese sentido se han retraído y nos han criticado severamente. Con el gobierno de Maduro no podemos hablar de acercamiento porque nosotros rechazamos al gobierno totalitario de Maduro y la violación de los derechos humanos del pueblo venezolano y la ruptura del Estado democrático. Entonces, en ese sentido, nuestra posición ha sido clara y bueno con otros países como Rusia, China nuestra relación ha sido intensa, ha sido buena.

VOA:  ¿Qué tareas quedarían pendientes para el próximo gobierno?

Longaric: Siempre hay mucho que hacer, mucho por hacer en materia internacional. Queda pendiente el firmar acuerdos económicos comerciales, promover la inversión extranjera de manera activa en el país, afianzar nuestras relaciones con los vecinos, con Chile, restaurar las relaciones con Chile, de manera que nos aproximamos para que haya un diálogo fluido, cordial, respetuoso.

Cuando yo me posesioné como ministra de Relaciones Exteriores indiqué que era mi deseo inmediato el aproximar a Chile y que haya un diálogo cordial, renovado. Y se hizo así definitivamente, a raíz del COVID-19 y de las repatriaciones que debíamos realizar de nuestros compatriotas bolivianos, que estaban en territorio chileno hacia Bolivia. Hubo un acercamiento muy importante. E inclusive pronunciamos una declaración conjunta con el entonces canciller de Chile, el embajador Teodoro Ribera, y tuvimos el apoyo, la cooperación significativa de Chile para poder albergar a nuestros compatriotas en recintos donde hicieron su cuarentena en diversas ciudades de Chile. Entonces creo que eso es digno de valorar, porque ahí se abrió la puerta nuevamente para dialogar y hablar de todos los temas que la amplia frontera con Chile nos impone.

Entonces creo que el camino ya está, la senda ya está abierta y el próximo gobierno debería única y estrictamente -por el interés del país y del Estado y del pueblo boliviano- restaurar la relación con Chile y entablar un diálogo muy muy activo e inclusive debería, en mi criterio, restablecer las relaciones diplomáticas con Chile.

VOA:  Hay una polémica sobre las exautoridades asiladas en la embajada de México en La Paz y un posible salvoconducto que anunció el señor Luis Arce…

Longaric: Con sorpresa escuché al próximo presidente de Bolivia, el señor Arce, indicar que Cancillería se había equivocado respecto a su política con los asilados y él hablaba de derecho internacional. Pues qué lamentable, el señor no sabe nada de derecho internacional, él es economista y además él no se ha informado de que no depende de Cancillería el dar salvoconductos. Eso depende del Ministerio de Gobierno, que es quien define ciertas políticas internas, depende del poder judicial porque si estos asilados tenían un mandamiento de apremio expedido por la Fiscalía, como de hecho lo tienen seis de ellos; entonces nadie podía hacer nada.

El señor Arce dice «voy a dar salvoconductos a los asilados». ¡Pero qué torpeza más grande! ¿Cómo va a dar salvoconductos a los asilados?"

El poder Ejecutivo no podía invadir la jurisdicción de la Fiscalía y en ese sentido estas personas no podían tener un salvoconducto. Ahora bien, el señor Arce dice «voy a dar salvoconductos a los asilados». ¡Pero qué torpeza más grande! ¿Cómo va a dar salvoconductos a los asilados? ¿Los quieren sacar al exterior? Si son de su partido, lo que tendrían que hacer los asilados es salir de la embajada una vez que cambie el gobierno y enfrentar los juicios que tienen. Seguramente les va a ser mucho más fácil enfrentar en ese escenario los juicios. Pero yo no sé por qué el señor Arce dijo «les voy a dar salvoconducto», o tal vez quiere tenerlos lejos de él, de su gobierno.

VOA:  Ya va a cerrar su gestión en Cancillería, ¿qué planes personales tiene?

Mi plan inmediato es incorporarme a la universidad, soy profesora a tiempo completo; profesora emérita de Derecho Internacional en la Universidad Mayor de San Andrés y espero reincorporarme a mi horario completo y volver a escribir desde mi columna de periódico. Volver al estudio del derecho internacional y pues dedicarme a la política exterior que emprenda el próximo gobierno.