Manifestantes bloquean una de las arterias principales de La Paz, en una demostración de protesta por los resultados de las pasadas elecciones presidenciales en Bolivia.
Manifestantes bloquean una de las arterias principales de La Paz, en una demostración de protesta por los resultados de las pasadas elecciones presidenciales en Bolivia.

Las protestas callejeras en Bolivia continuaron en ascenso cuando conductores del transporte público “se enfrentaron el martes con palos y piedras” a manifestantes en un intento por romper los cortes de tráfico, señaló la agencia AP.

Esta es la segunda semana de protestas (9 días en total) en el país andino en contra del presidente Evo Morales, quien ha estado asaeteado por acusaciones de fraude en las elecciones presidenciales.

“Nosotros vivimos de la renta del día, si no trabajamos, no comemos”, dijo un chofer a la agencia de prensa en medio de empujones .

La víspera choques similares dejaron 40 heridos, varios de ellos de bala, en las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz, que lleva seis días de huelga en “defensa del voto y contra el fraude electoral”.

Morales ha salido a contradecir las acusaciones y en una concentración en la ciudad de El Alto, exclamó: “Qué demuestren dónde está al fraude”, en total desafío a los reclamos.

En tanto, el investigador y analista Roberto Laserna dijo a AP que “las salidas legales parecen estar cerradas tras la finalización del polémico recuento de votos, pero queda una salida política en el marco de un acuerdo que todavía no vemos”.

El digital boliviano El Diario dio cuenta de los enfrentamientos que en su momento más difícil han sobrepasado los siete días, y acusa a los partidarios de Morales, de elevar la presión.

“Ya la noche del domingo, a través de las redes sociales se denunció la “organización pagada” de grupos del choferes simpatizantes del Movimiento Al Socialismo; y en la mañana de ayer en la zona Sur de La Paz, como se había adelantado, en cumplimiento a instructivas de sus sindicatos, estos se dieron a la tarea de desbloquear, munidos de piedras y palos; con el claro fin de lastimar y agredir a la ciudadanía movilizada”, indica El Diario.

La publicación informó que como “balance final se registró 30 heridos en Santa Cruz, 14 en La Paz y 3 en Cochabamba”.

En tanto el diario capitalino La Razón dijo que al menos “6 capitales amanecen con bloqueos”, y que éstos pidieron “marginar a políticos de la protesta”.

La Razón explicó en un reportaje que las ciudades “Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Tarija y Potosí tienen nuevamente sus calles bloqueadas”, como compromiso con “un paro indefinido de actividades”.

El vicepresidente Álvaro García, señala el diario, pidió este martes al opositor Carlos Mesa sumarse a la auditoría del cómputo de votos para "despejar dudas".

En un encuentro ante la prensa en la sede de gobierno y en el que no quiso responder a preguntas, el vicepresidente García Linera acusó: “Mesa ha hecho un esfuerzo violento, terrible y abusivo para desconocer esta victoria", señaló Reuters.

Morales se ha limitado a postear en su cuenta de Twitter lo que considera “victorias” de su gobierno, citando progresos en sectores de Salud, Medio Ambiente y Educación, y recalcó: “Hemos ganado en más del 85 % de los municipios de todo el país, porque el pueblo apostó por la estabilidad”.

En una alocución ante miles de manifestantes en La Paz, Mesa arengó: “Tengan la confianza de que no me rindo. No se doblegue, no se rinda, siga adelante”.