FILE PHOTO: Mexico's President Andres Manuel Lopez Obrador holds a news conference at the National Palace in Mexico City,…
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, agradeció la ayuda de China para combatir la pandemia de COVID-19.

Los cancilleres de México y China sotuvieron esta semana una reunión virtual, en la que participaron algunos de sus homólogos de América Latina y el Caribe. El encuentro coincidió la llegada a suelo mexicano del vuelo 25 proveniente del país asiático con insumos de salud para combatir la pandemia de COVID-19.

La reunión buscó consolidar la cooperación internacional contra el coronavirus y enfrentar de manera conjunta los retos derivados de la pandemia. Participaron los ministros de relaciones exteriores de Argentina, Barbados, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, Panamá, Perú, Trinidad y Tobago y Uruguay.

El encuentro fue encabezado por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y su homólogo chino, Wang Yi.

Sobre el tema, la Voz de América consultó al experto en temas internacionales Mauricio Meschoulam, quien explicó que el acercamiento del gobierno mexicano con China podría generar tensiones con Washington, en medio de una buena relación entre López Obrador y el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Cuando un país, que es considerado aliado de Estados Unidos, se empieza a acercar a China, esto genera tensiones con la Casa Blanca y de pronto ocurren hasta incluso llamadas de atención o menciones o advertencias, así ha sucedido con otros países, pero vamos a ver qué sucede con México”, dijo Meschoulam.

El experto opinó que la apuesta de México de aprovechar las oportunidades que ofrece China, incluso en el tema de la pandemia, debe implementarse con cautela.

Durante la reunión, China ofreció un crédito de 1.000 millones de dólares para apoyar el acceso de los países de Latinoamérica y el Caribe a una vacuna contra el COVID-19 una vez esté lista, según dijo el miércoles la cancillería mexicana en un comunicado.

Varios gobiernos, entre ellos el de Estados Unidos, han responsabilizado a China por no alertar a tiempo sobre el virus que comenzó en su territorio y se expandió por el mundo, causando muertes y una crisis global. 

Tras la reunión virtual esta semana, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, agradeció la ayuda de China y también de otros gobiernos, como Estados Unidos y Cuba.

“Estamos muy agradecidos con China, con el gobierno de China, con el presidente de China. Si ustedes recuerdan, me tocó hablar por teléfono con él, se les pidió apoyo para tener materiales, tener equipos médicos”, dijo López Obrador.

Agregó que a México “han llegado muchísimos vuelos con material médico de China. Siempre ha habido abasto permanente de equipos, medicamentos y ahora hay este ofrecimiento (de la vacuna)”.