Enlaces para accesibilidad

Guevara: "El referéndum en Venezuela será histórico"


Venezuela enfrenta una crisis profunda y hasta el momento el Gobierno no encuentra una salida a la serie de protestas que superan los 100 días y que ha dejado decenas muertos y heridos.

La Asamblea Nacional de Venezuela de mayoría opositora, decidió utilizar los mecanismos legales que le otorga la Constitución vigente y ha convocado para el domingo 16 de julio a una “consulta popular” o “referéndum” para responder tres preguntas que le permitan a los ciudadanos expresarse libre y democráticamente.

Este, según la oposición, es el primer paso para conseguir la suspensión definitiva de la convocatoria a la Asamblea Constituyente, liderada por el Gobierno, sin el respaldo del pueblo.

Entrevistamos desde Caracas, vía telefónica, a Freddy Guevara, diputado opositor del Partido Voluntad Popular y primer vicepresidente de la Asamblea Nacional. Su tarea para llegar a la “consulta popular” del domingo ha sido, junto a toda la oposición, la organización y logística que permitan cumplir el objetivo.

Estos son los detalles de la conversación que sostuvo con la Voz de América.

VOA Noticias entrevistará el 14 de julio al diputado oficialista Eustoquio Contreras.

Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela
Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela

¿Cuáles son las características y qué marco legal de la consulta popular que se va a dar el domingo?

La consulta popular de este domingo o el plebiscito como se le conoce acá, es el acto de desobediencia civil más grande que se va a realizar en la historia. Puede sonar muy exagerado, quiero desarrollar, porque me atrevo a decir esto. En Venezuela existen diferentes formas a través de las cuales los ciudadanos pueden ejercer su soberanía. Es decir, son quienes de alguna manera tienen el poder, la soberanía reside en el pueblo, intransferiblemente tal como dice nuestra Constitución, y existen diferentes mecanismos para poder ejercerla. Cuando se refiere a temas electorales, se encarga de estos mecanismos de participación ciudadana el Consejo Nacional Electoral, pero lamentablemente esta institución ha estado secuestrada por el Estado y está avanzando en un proyecto de aniquilación de la República que es básicamente un proyecto constituyente sin la participación del pueblo.

En ese sentido, la Asamblea Nacional de Venezuela, órgano legítimo y que contó con la participación más grande de toda la historia electoral de nuestro país, tomó la decisión de convocar una consulta popular para que el pueblo decidiera pero lo estamos organizando sin el CNE. Es decir, es el ejercicio de un derecho sin la participación de la Institución del Estado que debe realizarlo porque se encuentra secuestrada y porque el pueblo la desconoce.

Estamos en un proceso de desconocimiento de una autoridad ilegítima. Un proceso de desobediencia civil ante una autoridad o legislación que ha contrariado los principios republicanos y que por ello el pueblo decide organizarse a sí mismo para decidir.Por eso el plebiscito del 16 es un acto histórico y estamos convencidos que va a dar un mandato claro al país.

Obviamente cuando hablamos del CNE ellos tienen los medios para preparar una consulta de esta naturaleza, pero al estar este proceso en manos de ustedes, ¿cómo lo están manejando, cómo lo han organizado?

El sustento legal está analizado en la Constitución, estamos basándonos en cuatro artículos del numeral cinco que es el que habla que la soberanía reside en el pueblo intransferiblemente; el artículo 60 que es el que menciona los mecanismos de participación, el artículo 333 de la Constitución que establece que cuando se quiebra el orden constitucional, todo ciudadano está llamado a colaborar para la restitución del mismo y el 350, en el que faculta al pueblo a desconocer cualquier autoridad, régimen o legislación que contrarié los principios republicanos y derechos humanos de nuestro país.

En base a eso, la Asamblea Nacional hizo la convocatoria, tal y como está en nuestras competencias, que la Asamblea Nacional puede convocar consultas populares y lo hizo a petición de cientos de organizaciones de la sociedad civil. Estamos hablando de las principales centrales sindicales del país, los principales centros estudiantiles, las Cámaras de empresarios, las Universidades, las ONGs de derechos humanos, los intelectuales…Es decir, esto no es un proceso de la oposición, es del pueblo, que se organizó para convocarla.

Nombramos a una comisión garante que está conformada por cinco rectores de las principales universidades del país, quienes son los que están encargados de velar por las garantías del proceso, por la transparencia; y hemos articulado todos estos sectores de la sociedad …. En algunos sitios, el centro electoral donde la gente va a votar es una Iglesia, en otro sitio es la sede de una Asociación de Ganaderos, en otro sitio es la sede de una Universidad. Son espacios que la propia sociedad civil ha ido organizando para revelarse y ejercer un derecho democrático en contra de una tiranía.

¿Qué es lo que esta consulta popular le va a preguntar a los venezolanos?

Tres cosas trascendentales. Primero: si rechaza y desconoce el llamado a la Constituyente que ha hecho Nicolás Maduro sin haber sido consultado por el pueblo. Segundo: si se demanda a la Fuerza Armada Nacional a ponerse del lado del pueblo, reconocer como única constitución legítima la de 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional. Y tercero: si el pueblo aprueba como un camino para reconstituir el orden nacional, la renovación de los poderes públicos, la convocatoria de elecciones y la conformación de un gobierno de unión nacional.

Es decir, a partir de este momento nosotros tendremos el mandato de crear la República Democrática de Venezuela versus la República Comunal que quieren ellos construir. Ellos han denunciado que nosotros tenemos la intención de crear un Estado paralelo y es todo lo contrario. Quienes quieren un Estado paralelo son ellos, quienes han nombrado magistrados sin la Asamblea Nacional son ellos, quienes han nombrado al CNE sin los mecanismos constitucionales son ellos, quienes han nombrado a jueces y fiscales y quieren destituir ilegalmente a la Fiscal General de la República son ellos.

Nosotros vamos a iniciar el camino para instaurar la República Democrática de Venezuela que vaya acorde a la Constitución y al sentir de los venezolanos.

¿Qué escenarios se pueden presentar a partir del momento del resultado?

Pueden ocurrir dos cosas. La primera, y es lo que todo el mundo desearía, es que Nicolás Maduro o quienes lo sostienen, entren en razón y asuman de una buena vez que no hay otro camino que buscar una salida a esta crisis. Nosotros siempre lo hemos dicho, que estamos dispuestos a una negociación. Pero una negociación para solucionar este conflicto, no para que se quede el Gobierno; eso sería traicionar las decenas de protestas producto de la rebelión del pueblo en contra de una dictadura asesina y represora.

Lo primero que debería ocurrir, y ojalá sea lo que pase, es que el régimen asuma el mandato del pueblo, reconozca la voluntad popular y decida entrar en un proceso de negociación política para buscar una salida de esta crisis.

Ahora bien, si el régimen no decide esto, lo que va a iniciar a partir de este momento es lo que hemos llamado el levantamiento popular masivo, la hora cero nacional, que será la multiplicación de lo que hemos tenido hasta ahora pero multiplicado por diez, que será en todas las calles, en todos los Estados al mismo tiempo. Ayer incluso hubo un pronunciamiento importante de centrales sindicales en todo el país llamando a una huelga nacional. Los transportistas de Venezuela han iniciado también la paralización del servicio y Venezuela se estaría enfrentando al momento de conflictividad civil más grande de la historia.

¿Cómo ha funcionado esa logística de los venezolanos que votarán en el exterior?

Los venezolanos que están en el exterior han enviado a través de un correo electrónico, su estatus organizativo, las características del sitio, quienes han propuesto puntos donde realmente haya la cantidad de venezolanos suficientes se les envía el instructivo, se les envía material, se les envía las claves para poder verificar el proceso y se instalan en cada una de las comunidades.

En este momento en el que estamos tan cerca de esta consulta popular, ¿cuál es el pensamiento que cruza su mente?

Siento que estamos a las puertas de un momento histórico y siento que estamos a las puertas de un cambio cultural de los venezolanos en el que se va a entender y se va a ejercer el verdadero poder popular, que es un poder que no depende de las instituciones del Estado y que asume que el Estado es el que está al servicio del pueblo y no al revés, y que cuando el Estado se pone de espaldas al pueblo, el pueblo tiene el poder de hacer lo que el Estado le está negando. En este sentido, lo que va a pasar a partir de este domingo 16 de julio va a cambiar la cultura política en nuestro país y va a partir la historia política y social venezolana en dos, en un antes y un después, cuando un pueblo decida rebelarse democráticamente hasta hacer una insurrección, pero democrática y pacífica, en contra un estado secuestrador de derechos.

¿Qué esperan de la comunidad internacional?

Lo que esperamos son tres cosas. El respaldo y el reconocimiento a lo que surja del mandato de este domingo. Segundo, el rechazo y el desconocimiento del proceso constituyente que ha avanzado Nicolás Maduro sin consultar con el pueblo, tal como ya se ha ido realizando. Por ejemplo, la Unión Europea tuvo una posición muy importante, los eurodiputados reconocieron que desconocen la Constituyente y que no van a reconocer lo que salga de allá. Y en tercer lugar, y es trascendental, aumentar la presión en contra de la dictadura. Deben venir más sanciones, debe venir mayor presión, debe venir un cerco democrático en contra de la dictadura, quienes han de entender que no van a ejercer su ejercicio autoritario con la complicidad de la comunidad internacional.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG