Enlaces para accesibilidad

David J. Vallenilla era hijo de un exjefe de Maduro


David José Vallenilla yace en el suelo y es auxiliado por sus compañeros luego de ser herido de bala frente a la base aérea La Carlota. Murió luego en un hospital.

David José Vallenilla, la víctima más reciente de la represión de las protestas antigubernamentales en Venezuela era hijo de un ex jefe del presidente Nicolás Maduro en el Metro de Caracas.

El padre de David Vallenilla, que tiene el mismo nombre que su hijo, dijo a la prensa el viernes que él fue supervisor de Maduro hace más de 20 años, cuando el futuro presidente conducía un autobús del transporte público de pasajeros.

El adolorido padre dijo que en esa época desconocía las ideas políticas de Maduro, a quien describió como una persona muy dedicada a su trabajo.

La tragedia volvió a reunirlos el jueves cuando el joven de 22 años, hijo único de Vallenilla, fue alcanzado a quemarropa por una bala de goma disparada por las fuerzas de seguridad.

El incidente filmado en video se produjo horas después de que Maduro dijera que las fuerzas de seguridad tenían órdenes de usar solamente gases lacrimógenos y cañones hidrantes.

"Nicolás, es claro que hubo una agresión directa contra David José, que conociste pequeño. Lo conociste en Plaza Venezuela", dijo Vallenilla, angustiado, dirigiéndose al presidente, frente a los periodistas luego de identificar los restos de su hijo en la morgue de Caracas.

Yusnaby Pérez, un reportero de Univisión recogió en video las palabras del padre de la joven víctima y las compartió en su cuenta de Twitter.

La madre de Vallenilla también habló con los medios, indicando que es oficialista y que perdona a los responsables. La periodista Lohena Reverón, jefa de redacción de Caraota Digital, compartió el video.

Al difundirse las fotos en las redes sociales, el ministro del Interior, Néstor Riverol, conocido por su intransigencia frente a las protestas, dijo que la muerte se debió al uso excesivo de la fuerza y que los responsables deberían rendir cuentas.

Maduro dijo en conferencia de prensa el jueves que lamentaba las muertes, pero criticó a la oposición por sus tácticas violentas. Dijo que suministraban anfetaminas a los manifestantes adolescentes y los usaban como escudos humanos, aunque no presentó pruebas de semejante denuncia.

"Solo agua y gasesito, los militares han hecho una labor heroica", dijo Maduro horas antes de la muerte de Vallenilla. Añadió que las armas y las balas de goma están "prohibidas".

El defensor del pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, en una serie de tuits condenó el asesinato e informó que designó una comisión para investigar el crimen.

Saab también identificó al perpetrador del asesinato, un sargento de la Policía Aérea que custodia la base de La Carlota, que está detenido a la espera de ser presentado de cargos.

El incidente

​La muerte del joven Vallenilla, ha causado conmoción en Venezuela por la saña y la frialdad con que fue realizada.

El hecho ocurrió cuando un grupo de manifestantes que se encontraba en la autopista Francisco Fajardo, al este de la capital venezolana, era reprimido por fuerzas del orden que se encontraba dentro de la base, ubicada junto a la autopista.

El momento en el que el sargento dispara contra Valenilla fue documentado por medios internacionales como la cadena NTN24 y Vivo Play, que transmitían en vivo.

En el video se observa cuando el joven asesinado lanza un objeto contra los uniformados que se encontraban dentro de la base aérea e inmediatamente un oficial le dispara a quemarropa través de la reja que los separaba. Al caer al suelo, le vuelve a disparar.

Vallenilla, de 22 años, falleció al llegar a un hospital del municipio de Chacao donde ocurrió la protesta.

El joven sufrió heridas de arma de fuego en el pulmón, hígado y el corazón, según reveló su autopsia.

El Ministerio Público informó mediante una nota de prensa que designó a un fiscal para investigar la muerte de Vallenilla.

El ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol reaccionó a través de su cuenta en Twitter asegurando que el “asedio a base militar La Carlota produjo hoy lamentable deceso de uno de los participantes en el hecho”.

Reverol confirmó que el funcionario que disparó “usó un arma no autorizada para repeler el ataque”.

El sargento pertenece a la Fuerza Aérea, componente militar distinto a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Policia Nacional Bolivariana, que durante los últimos 83 días han controlado las protestas de calle.

“Gobierno Bolivariano insta a la (Mesa de la Unidad Democrática) a desactivar ya a grupos violentos que promueven muerte y destrucción” dijo el ministro en otro mensaje de Twitter.

Constantemente el gobierno venezolano acusa a la oposición de fomentar hechos violentos en las manifestaciones que convoca.

La MUD, el bloque que reúne a los partidos de oposición, condenó el asesinato del joven y convocó a "trancar" las calles del país este viernes, para manifestar indignación por el hecho.

La convocatoria se realizó en diferentes lugares de la capital venezolana. El diputado por el circuito 2 de Caracas, Jorge Millán, quien es coordinador del Partido Primero Justicia en la ciudad y jefe de la Fracción del Partido en la Asamblea Nacional, compartió en Twitter un video de un grupo de manifestantes que se reunieron frente al Hospital donde falleció David J. Valladares para cantar en su honor el Himno Nacional.

Vallenilla es el segundo manifestante baleado en la semana durante protestas, y su muerte elevó a por lo menos 76 la cifra de fallecidos en hechos registrados durante los casi tres meses de manifestaciones contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, a quien la oposición acusa de haber llevado al país a una dictadura.

El lunes, Fabián Urbina, de 17 años, fue abatido a tiros por las fuerzas de seguridad que reprimieron una manifestación en una autopista.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG