Enlaces para accesibilidad

Oposición venezolana sepulta el diálogo con el gobierno


El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges (centro) y otros diputados opositores participan en una sesión pública en el barrio de Petare en Caracas, el 26 de enero.

Los opositores hicieron caso omiso a los intentos de relanzar las conversaciones y en cambio, llamaron a sus seguidores aumentar las manifestaciones callejeras.

La oposición venezolana sepultó definitivamente el diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro, que se inició con la finalidad de solventar la severa crisis económica y social que sufre el país sudamericano.

"El incumplimiento oficial dinamitó ese experimento de diálogo, a pesar de que contó con el respaldo de amplios sectores de la comunidad internacional. Ese experimento de diálogo, mal planteado desde el principio, no tendrá por nuestra parte ni continuidad ni ‘segundas partes”, aseguró la Mesa de la Unidad Nacional.

Los opositores hicieron caso omiso a los intentos de los acompañantes internacionales por relanzar las conversaciones y en cambio, llamaron a sus seguidores aumentar las manifestaciones callejeras.

“Esta activación política de la calle social es la que podrá rescatar la hoy bloqueada ruta electoral", aseguraron los dirigentes de la MUD.

La diputada Amelia Belisario, señaló que no se continuará con las conversaciones si no hay elecciones.

"Lo que pasó lamentablemente fue que acudimos a un encuentro en el que se fijaron condiciones muy claras para que la oposición continuara en un proceso de diálogo", dijo Belisario.

La parlamentaria se quejó que el gobierno no ha cumplido con las condiciones y ni siquiera reconoce a la Asamblea Nacional escogida por los ciudadanos.

"Los venezolanos manifestaron masivamente a través del voto en diciembre de 2015, y este gobierno sigue sin reconocer e irrespetando a todos los venezolanos que se expresaron y escogieron a sus representantes", dijo.

De igual manera, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, insistió en exigir el cronograma electoral de este año.

“El país quiere elecciones, el problema es que no hay ningún tipo de elecciones convocadas”, afirmó.

Capriles rechazó los llamados al diálogo según las condiciones impuestas desde el Ejecutivo. “Una cosa es el diálogo en el que creemos los venezolanos y otra cosa es para el gobierno. Para estos señores del gobierno el diálogo es un monólogo, o se hace lo que ellos quieren o no se hace nada. El diálogo tendrá frutos cuando escuchen la voz del pueblo, mientras eso no pase es simplemente una acción inútil”, señaló.

Los opositores destacaron que, están elaborando un documento en el que toda la sociedad democrática plantee a la Comunidad Internacional sus demandas y propuestas para la restitución del hilo constitucional en Venezuela.

XS
SM
MD
LG