Enlaces para accesibilidad

Así se explica la elección de la Asamblea Constituyente


Entre otras cosas, la asamblea constituyente creará, según el gobierno, una Comisión de Paz y Justicia para asegurar que los responsables de los disturbios políticos que asolan el país “paguen y aprendan la lección”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha revelado muy poco sobre la intenciones de su convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, pero los opositores creen que el mandatario podría emplear el proceso para instalar un régimen aún más autocrático.

El mentor de Maduro, el fallecido expresidente Hugo Chávez, convocó unos comicios similares para reescribir la constitución poco después de su llegada al poder en 1999 pero, al contrario que el actual mandatario, celebró primero un referéndum para obtener la aprobación de los venezolanos. Algunos “chavistas” rechazaron esta iniciativa para cambiar la constitución, que ha polarizado más aún a un país profundamente dividido.

Maduro convocó vía decreto a la elección asegurando que con la Constituyente deben “constitucionalizarse las misiones creadas por Chávez y constitucionalizar las comunas” entre otros temas.

Aunque la oposición ha llevado adelante distintas iniciativas para tratar de frenar la propuesta de Maduro, por considerar que se ha ejecutado de manera “fraudulenta”, la elección de los miembros de la ANC está prevista para el próximo domingo 30 de julio.

​¿Qué es la Asamblea Nacional Constituyente?

Una ANC “es la máxima expresión del poder soberano (…) es la forma en la que el pueblo puede darse una nueva Constitución” cuando está bien concebida, explica a la Voz de América el abogado constitucionalista, José Vicente Haro.

Cuando se habla de ANC “es el cambio de todo el ordenamiento constitucional, jurídico, económico que puede existir en el país, es un nuevo contrato social entre el Estado y sus ciudadanos” agrega el politólogo Germán Aponte.

De acuerdo al artículo 347 de la Constitución “el pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una ANC con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”.

¿Cómo se elegirán los delegados?

El Consejo Electoral Nacional, controlado por el gobierno, creó un sistema de votación poco ortodoxo que, según la oposición, favorece enormemente al partido gobernante.

La geografía jugará un papel decisivo en la elección de 364 delegados: en cada uno de los 23 estados saldrá un delegado por municipalidad, y dos en el caso de las capitales de estado.

Pero algunas de las regiones más pobladas tienen relativamente pocas municipalidades mientras otros más pequeños cuentan con más. Esto supone que un estado como Miranda, con casi tres millones de habitantes, tendrá cuatro representantes menos que Falcón, donde residen aproximadamente un millón de personas.

Los críticos señalan que este método favorece a las áreas rurales, donde Maduro es más popular, frente a las ciudades, que suelen decantarse del lado de la oposición, como ocurre en la capital del país, Caracas.

Otros 173 delegados se elegirán entre varias categorías de grupos sociales, incluyendo trabajadores, estudiantes, agricultores y pescadores. Ocho escaños más están reservados para las comunidades indígenas.

¿Quiénes son los candidatos?

Son personas que fueron postuladas por iniciativa propia, de un grupo de electores o por sectores de la sociedad, como empresarios, campesinos, estudiantes, trabajadores etc.

Ninguna persona que desempeñe cargos públicos puede ser candidato, a menos que se separen de sus cargos, tal y como ocurrió en el caso de la ex canciller Delcy Rodríguez.

¿Qué cambios ha prometido hacer el gobierno?

Maduro se ha referido a la Asamblea Nacional Constituyente solo en términos vagos, presentándola como la solución a la larga lista de problemas políticos y económicos de la nación. Pero algunos de sus colaboradores más cercados ofrecieron pinceladas de cómo lo que podría ocurrir.

El miércoles, la primera dama Cilia Flores, a quien Maduro llama la “primera combatiente” de Venezuela, explicó que la asamblea creará una Comisión de Paz y Justicia para asegurar que los responsables de los disturbios políticos que asolan el país “paguen y aprendan la lección”.

Diosdado Cabello, primer vicepresidente de los socialistas venezolanos señaló que la asamblea retirará la inmunidad judicial a los legisladores de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. La Fiscalía General de Venezuela, uno de los principales críticos de Maduro, se reformará por completo, añadió.

La constituyente busca mantener las políticas socialistas instaladas en su día por Chávez.

Además de reescribir la constitución, la asamblea podría funcionar como una especie de súperorganismo que asuma los poderes de la Asamblea Nacional, la única rama del gobierno que no está controlada por Maduro.

¿Cómo se vota?

A través de maquinas de votación dispuestas por el CNE en los 14.515 centros de votación distribuidos en toda Venezuela.

El horario de votación será de 6:00 am a 6:00 pm. Sin embargo, de acuerdo al CNE, las mesas electorales deben mantenerse abiertas mientras haya electores en fila.

¿Cuántos votos se necesitan para que se implemente la ANC?

La legislación venezolana no establece un mínimo de participación en procesos electorales, por lo que la ANC puede conformarse aunque haya una baja participación en la elección del 30 de julio.

¿Qué pasa después de la votación?

La ANC será instalada en las 72 horas siguientes a la proclamación de los constituyentes en la sede del parlamento de Venezuela, de acuerdo a lo establecido en el Decreto 2.830 de la Convocatoria a ANC.

¿Cuánto tiempo dura la ANC?

No hay límite de tiempo. Sin embargo, el abogado Haro, sostiene que en las bases comiciales “debería haberse establecido un límite”. Asegura que “en las modernas ANC que se han hecho en Latinoamérica, siempre se pone un limite que oscila generalmente entre seis meses y un año”.

¿Qué piensan los venezolanos de este plan?

Una encuesta realizada en junio por la firma venezolana Datanalisis señaló que solo el 23% de la población está a favor de la asamblea constituyente. Solo el 19% cree que una nueva constitución “garantizará la paz y estabilidad del país” como afirma Maduro. Casi la mitad considera que el objetivo de la asamblea es asegurar que el presidente se mantiene en el poder.

A principios de mes, más de 7,5 millones de venezolanos votan en un referéndum no oficial convocado por la oposición para rechazar los cambios en la carta magna.

Pero este dato no supone que los venezolanos no vayan a acudir a las urnas el domingo.

¿Qué se juega el gobierno?

Su supervivencia.

Las recientes rupturas entre Maduro y cargos de alto nivel —como la oficialista fiscal general, Luisa Ortega Díaz— y varios exministros del ejecutivo de Chávez indican la existencia de discordancias en el seno de la formación en el poder.

Realizar cambios radicales a la Constitución de 1999, elaborada por Chávez y considerada uno de sus principales legados, podría causar divisiones aún mayores, explicó John Magdaleno, director de consultora POLITY, con sede en Caracas.

Gobiernos extranjeros, incluyendo el de Estados Unidos, han amenazado con aislar todavía más al gobierno socialista.

El presidente Donald Trump anunció que Washington tomará “medidas económicas fuertes y rápidas” si la asamblea constituyente sale adelante. Esto podría incluir la reducción de las importaciones de petróleo venezolano, una medida que podría paralizar su economía. Caracas tiene una importante dependencia de Estados Unidos como fuente de divisas, porque sus exportaciones de crudo a otros grandes socios comerciales como China se usan para pagar deudas.

¿Cómo podría responder la oposición?

El conflicto entre el gobierno y la oposición no terminará el domingo.

Una coalición de partidos opositores venezolanos propuso, aunque luego pareció retirar, un llamado a formar un “gobierno de unidad nacional” alternativo. Sin embargo, una iniciativa reciente de la Asamblea Nacional de nombrar a 33 magistrados para sustituir a los jueces del Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el ejecutivo, volvió a plantear la posibilidad de un posible gobierno paralelo.

Un conflicto que se alargue en el tiempo parece cada vez más probable. Terceras partes han intentado sin éxito forzar negociaciones entre el gobierno y la oposición.

La próxima elección presidencial debería celebrarse el próximo año, pero la constituyente podría cambiar la fecha, lo que enojaría más a la oposición.

Parte de la información está basada en un cable de AP.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG