Enlaces para accesibilidad

PDVSA inició transferencia para pago de capital de bono 2020


A principios de la próxima semana PDVSA debe atender otro pesado compromiso por unos 1.170 millones de dólares para cubrir el vencimiento y los intereses de otra obligación.

CARACAS (Reuters) - La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) dijo el viernes que inició la transferencia de unos 841,8 millones de dólares al banco JPMorgan para cumplir con el pago del capital de su bono al 2020.

La petrolera debe cancelar sin demora la amortización para evitar caer en un incumplimiento. PDVSA debe pagar además intereses por unos 143 millones de dólares que ahora quedan pendientes por cubrir en los próximos 30 días.

Más temprano tres fuentes habían dicho a Reuters que la petrolera ordenó iniciar el proceso para cumplir con su compromiso, lo que provocó un alza de los títulos soberanos y de la petrolera.

“PDVSA informa que ya se iniciaron las transferencias bancarias correspondientes al pago principal del bono PDVSA 2020”, dijo la compañía en un comunicado.

“La estatal confirma su solvencia plena y su capacidad para responder a sus compromisos”, agregó en el texto.

El bono PDVSA que vence el 2 de noviembre, subía con la noticia un 8 por ciento y cotizaba cerca de los 96,500 centavos de dólar, al tiempo que el precio del bono marcador de la deuda venezolana al 2027 subía 0,5 puntos.

Los papeles se recuperaban tras caer con fuerza el jueves en medio de las preocupaciones sobre la liquidez de PDVSA y los obstáculos regulatorios para cumplir con los pagos más pesados del año.

Los temores de los tenedores vienen en aumento desde que el Gobierno de Venezuela y PDVSA comenzaron a demorar a principios de mes los pagos de unos 550 millones de dólares en intereses que tocaban en octubre.

El jueves los tenedores de los títulos al 2027 recibieron el primer pago de unos 41 millones de dólares del monto demorado por intereses, dijeron operadores del mercado.

Aunque PDVSA dispone de un período de gracia de 30 días para cancelar los intereses, la inquietud del mercado en parte radica en las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos al país y a su firma, que han obstaculizado el uso del sistema de pagos internacional.

La petrolera puede evitar el incumplimiento si el dinero llega puntualmente el viernes a su agente pagador, la firma encargada de recibir y distribuir los fondos a los tenedores de bonos, según fuentes con conocimiento del asunto.

A principios de la próxima semana PDVSA debe atender otro pesado compromiso por unos 1.170 millones de dólares para cubrir el vencimiento y los intereses de uno de sus papeles, que tampoco admiten demora. La compañía y el gobierno socialista deben cancelar otros 9.000 millones de dólares en 2018.

“En algún punto del camino, si no es mañana, quizás en algunos meses, en un año, el riesgo de un incumplimiento de pagos sigue siendo muy alto”, dijo Mauro Roca, un analista del fondo de inversión TCW.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG