Enlaces para accesibilidad

El Vaticano pospone beatificación de primer "televangelista" de EE.UU., en inusual medida


Vista general de la misa celebrada por el Papa Francisco en el Día Mundial de los Migrantes en el Vaticano, septiembre 29 de 2019. Reuters.

En un movimiento muy inusual, el Vaticano ha pospuesto la beatificación del difunto arzobispo Fulton Sheen, una figura carismática del catolicismo romano de Estados Unidos en el siglo XX y pionero en los medios religiosos.

Sheen, quien murió en 1979 y a veces fue llamado el primer "televangelista", debía haber sido beatificado en una ceremonia dirigida por un cardenal del Vaticano en Peoria, Illinois, el 21 de diciembre.

Pero el obispo de esa diócesis, Daniel Jenky, anunció el martes que se pospondría y que no se había elegido una nueva fecha.

Jenky dijo en un comunicado que el Vaticano pospuso la beatificación, que habría puesto a Sheen un paso más cerca de la santidad, después de que "algunos" obispos estadounidenses "hubieran pedido más consideración".

La declaración no dio más explicaciones, pero dijo que "nunca ha habido, ni existe ahora, ninguna acusación contra Sheen que involucre el abuso de un menor". La reputación de la Iglesia Católica ha sido dañada por el abuso sexual de menores y encubrimientos.

Se cree que la demora de una ceremonia de beatificación solo unas semanas antes de que se llevara a cabo no tiene precedentes en la historia de la iglesia.

El papa Francisco aprobó la beatificación en julio con un decreto que reconoce un milagro atribuido a la intercesión de Sheen con Dios.

Un milagro debe atribuirse a un candidato a la santidad antes de la beatificación. Debe obtenerse un segundo milagro después de la beatificación para que se pueda conferir la santidad.

La Iglesia enseña que solo Dios hace milagros, pero que los santos que se cree que están con Dios en el cielo interceden en nombre de las personas que les rezan. Un milagro es generalmente la curación médicamente inexplicable de una persona.

"The Catholic Hour", que Sheen presentó entre 1930 y 1950 en la red de radio NBC, tuvo una audiencia de cuatro millones de personas.

Sheen se mudó a la televisión con "Life is Worth Living", que tenía una audiencia de 30 millones de personas en horario estelar y lo hizo tan bien que desafió la calificación de los programas presentados por Frank Sinatra y otras estrellas. El programa terminó en 1957. Regresó a la televisión en 1961 con The Fulton Sheen Program, que se emitió hasta 1968.

Sheen, un teólogo y autor de unos 80 libros, utilizó esos programas no solo para predicar el cristianismo y reforzar la Iglesia de EE.UU., sino también para condenar a Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial y al dictador soviético Joseph Stalin en los primeros años de la Guerra Fría.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG