Enlaces para accesibilidad

Ataques aéreos en Siria dejan 23 muertos


No está claro si los ataques fueron obra de la coalición liderada por EE.UU. o de las fuerzas iraquíes.

Una serie de bombardeos en partes de Siria controladas por el grupo Estado Islámico dejaron por lo menos 23 muertos el martes, informaron la prensa siria y activistas que monitorean la guerra civil.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo que monitorea la guerra en Siria y que tiene su sede en Gran Bretaña, dijo que no quedó claro si el ataque aéreo en la provincia Hassakeh fue obra de la coalición multinacional o de la aviación iraquí. Entre los muertos había 10 niños, seis mujeres y siete ancianos, dijo la organización.

El hecho ocurrió en la misma zona donde fuerzas respaldas por Estados Unidos y lideradas por los kurdos están tratando de expulsar al Estado Islámico.

La agencia de noticias oficial de Siria dijo que 25 personas murieron en el ataque y que fue obra de la coalición liderada por Estados Unidos.

Horas antes se informó que insurgentes sirios vinculados con Al Qaeda liberaron el martes a 42 personas detenidas desde hace años en el noroeste del país, como parte de un acuerdo para entregar al gobierno del presidente Bashar Assad el control de las zonas próximas a Damasco.

La televisora estatal siria Al-Ikhbariya transmitió imágenes de los liberados, entre ellos había mujeres y niños, llegando en autobús a un retén gestionado por el gobierno. Varios besaban y abrazaban entre lágrimas a los soldados sirios.

Estas 42 personas son el primer grupo de las más de 80 que serán liberadas en total.

Según el acuerdo, los combatientes del grupo llamado Hayat Tahrir al-Sham desalojarán el campo de refugiados palestinos próximo a Damasco mientras unas 5.000 personas que viven en dos localidades del noroeste asediadas por los insurgentes podrán trasladarse a zonas controladas por el gobierno.

Este es el más reciente de una serie de pactos de evacuación, que son una capitulación de facto, incluidos en la intensa ofensiva militar de Damasco para recuperar el control del país.

Naciones Unidas y otros grupos humanitarios han criticado estos pactos, denunciando que equivalen a un desplazamiento forzado.

Sin embargo, este pacto no restablece el pleno control del gobierno sobre el campamento de refugiados Yarmuk, donde integrantes del grupo Estado Islámico controlan algunas zonas y suelen enfrentarse a las tropas sirias.

Se ha anunciado que en los próximos días se concretará otro acuerdo para evacuar otros tres suburbios de Damasco.

La emisora dijo que unos 20 enfermos o heridos de las dos aldeas asediadas fueron evacuados el martes, pero la evacuación de unos 1.000 habitantes de las aldeas de Foua y Kfraya se ha estancado por falta de seguridad. Los habitantes han exigido ser evacuados todos a la vez en vez de por fases, para estar más seguros, según la emisora y una página de Facebook sobre los acontecimientos de Foua y Kfraya.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos reportó que cinco autobuses con unos 200 insurgentes de Hayat Tahrir al-Sham llegaron a la zona intermedia al sur de Alepo, luego de abandonar el campamento de Yarmuk.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG