Enlaces para accesibilidad

Víctimas chilenas de abuso sexual dicen que el Papa se disculpó


De izquierda a derecha, Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, hablan con periodistas en la Asociación de Prensa Extranjera en Roma. Los tres chilenos, que han denunciado haber sido víctimas de abuso sexual de un obispo chileno, se reunieron con el Papa Francisco. Mayo 2 de 2018.

Tres víctimas de abuso sexual de clérigos católicos en Chile dijeron el miércoles que el Papa Francisco les pidió perdón en su nombre y en nombre de la Iglesia.

Los hombres fueron invitados por el Papa Francisco al Vaticano, para discutir temas difíciles como el abuso sexual, el abuso de poder y especialmente un presunto encubrimiento por parte de obispos chilenos.

Los tres chilenos, que se alojan en la residencia de Santa Marta en el Vaticano donde vive el Papa Francisco, dijeron que la semana pasada finalmente se encontraron con el rostro amistoso de la Iglesia, completamente diferente a lo que dijeron que habían visto hasta ahora.

Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo son los sobrevivientes del abusador sexual más notorio de la iglesia chilena, el padre Fernando Karadima. Su testimonio fue clave en la decisión del Vaticano de sacarlo del ministerio y ordenarle en 2011 a una vida de penitencia y oración.

A pesar de esto, los hombres dijeron que durante casi 10 años fueron tratados y considerados enemigos debido a su lucha contra el abuso sexual y el encubrimiento en la Iglesia.

Hablando en nombre de los tres sobrevivientes de abuso sexual del clero en Chile, Juan Carlos Cruz dijo que en sus reuniones individuales y conjuntas con el Papa Francisco pudieron hablar franca y respetuosamente con él.

"Hablamos sobre temas difíciles como el abuso sexual, el abuso de poder y especialmente el encubrimiento de los obispos chilenos. Realidades a las que no nos referimos como pecados sino como crímenes y corrupción que no terminan en Chile sino que son una epidemia ", dijo Cruz.

Esto, dijeron, es una epidemia que ha destruido muchas vidas, personas que confiaban y se sentían traicionadas en su fe. Los hombres agregaron que discutieron con el Papa Francisco el ejercicio patológico e ilimitado del poder, que según ellos, es la piedra angular del abuso sexual y el encubrimiento.

"Le expresamos cómo la Iglesia tiene el deber de convertirse en un aliado y una guía en la lucha mundial contra el abuso, y un refugio para las víctimas, algo que desafortunadamente no sucede hoy", señaló el chileno Cruz.

En enero, durante una visita a Chile, el Papa Francisco intentó desacreditar las afirmaciones de los hombres de que un obispo encubrió su abuso y calificó las afirmaciones de las víctimas de "calumnia". El mes pasado, reconoció que había cometido "graves errores" en el manejo de la crisis de abuso sexual en Chile, diciendo que sentía vergüenza por lo que había sucedido.

En un caso separado, el cardenal George Pell compareció para una primera audiencia administrativa en un tribunal en Australia, donde será sometido a juicio luego de que un magistrado decidiera que debería enfrentar un jurado.

Los detalles y número de los cargos aún no son públicos, pero se relacionan con su tiempo como sacerdote en la década de 1970 y como arzobispo en la década de 1990. El cardenal Pell, que está ausente como el ministro de Finanzas de facto del Papa, es el funcionario más veterano del Vaticano acusado de abuso sexual.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG