Enlaces para accesibilidad

Trump debuta en la ONU con apretada agenda y cena latinoamericana


El helicóptero presidencial Marine One llega al helipuerto de Manhattan en anticipación a la Asamblea General de Naciones Unidas.

El presidente Donald Trump está de regreso en Nueva York este lunes para asistir por primera vez a la Asamblea General de Naciones Unidas, ante la cual se pronunciará el martes en un esperado discurso.

La vocera del Departamento de Estado, Lydia Barraza, dijo a la VOA este lunes que el presidente Trump tiene un interés "elevado" en Latinoamérica y que la ONU es una herramienta importante.

La agenda de Trump en Nueva York se extiende por cuatro días y ha comenzado este lunes con reuniones separadas con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y con el presidente francés, Emmanuel Macron, e incluye una cena de trabajo con líderes latinoamericanos, en la que se tratará el tema de la crisis en Venezuela.

Seguirán reuniones bilaterales con los líderes de Jordania, la Autoridad Palestina, Reino Unido, Egipto, Turquía, Afganistán y Ucrania, además de una reunión conjunta con los líderes de Japón y Corea del Sur el jueves, en la que se tratará el tema de la amenaza norcoreana.

Se espera que en su discurso ante la Asamblea General, Trump haga énfasis en el esfuerzo que tiene que hacer la comunidad internacional para someter a los regímenes rebeldes como los de Corea del Norte e Irán, pero también en la importancia de que las naciones se hagan responsables de su propia seguridad sin esperar necesariamente que Estados Unidos salga en su defensa.

Diplomáticos de Corea del Norte tendrán asientos de primera fila en la Asamblea para escuchar el discurso de Trump.

Como candidato para presidente, Trump se refirió a la ONU como una organización “débil” e “incompetente’ y no muy amiga de las democracias, Estados Unidos o Israel. Pero recientemente ha hablado del “tremendo potencial” del conclave de este este año.

A pesar de su escepticismo acerca del valor de las organizaciones internacionales en general y de la ONU en particular, Trump buscará apoyo para sus medidas contra Corea del Norte, a la vez que intentará imponer su mensaje de “América Primero” en la organización.

“Esto no es un problema entre las Naciones Unidas y Corea del Norte. Es un problema entre el mundo y Corea del Norte”, dijo el viernes el asesor de Seguridad Nacional de Trump, H.R. McMaster.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres —que, como Trump, accedió al cargo en enero— planea reunirse de forma separada con “las partes implicadas”, incluido el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong-ho, en el marco de la 72 Asamblea General de la organización.

“La solución solo puede ser política. La acción militar podría provocar destrucción a tal escala que costaría generaciones superarla”, advirtió Guterres el miércoles.

Notablemente ausentes estarán los líderes de Rusia, Vladimir Putin; China, Xi Jinping; y Alemania, Angela Merkel.

Las medidas de seguridad en los alrededores de la sede de la ONU en la ciudad de Nueva York ya se hacían sentir desde la tarde del domingo, al igual que en los alrededores de la Torre Trump, donde el presidente pernoctará durante su estadía en la ciudad.

El presidente Trump estará acompañado durante la semana por el vicepresidente Mike Pence; el secretario de Estado, Rex Tillerson; y la embajadora ante Naciones Unidas, Nikki Haley.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG