Enlaces para accesibilidad

UNESCO pide a gobiernos invertir más en gestión de agua


La UNESCO presentó su estudio mundial sobre el agua el lunes, 19 de marzo, de 2018, en Brasilia, Brasil. Foto cortesía UNESCO.

El crecimiento poblacional, el cambio en el patrón de consumo y el desarrollo están cobrando su precio en los suministros mundiales de agua, y los gobiernos tienen que depender más de la gestión de agua para asegurar un planeta saludable y cumplir con las necesidades de una población global que crece a gran ritmo.

Ese es uno de los mensajes en un nuevo estudio de la UNESCO, la organización cultural y científica de las Naciones Unidas, presentado el lunes en una conferencia sobre el agua en Brasil.

La demanda de agua está aumentando en aproximadamente 1% por año, aun cuando el clima cambia y la contaminación y la erosión amenazan su calidad y disponibilidad. Pero hasta ahora, la mayoría de los países han dependido de sistemas de administración tradicionales, hechos por el hombre, tales como reservorios, canales de irrigación y plantas de tratamiento de agua. El estudio considera los muchos beneficios de la infraestructura de agua natural, como pantanos, jardines urbanos y prácticas sustentables de agricultura, y encuentra que se ha dedicado muy poca inversión en esas opciones de administración de agua.

Stefan Uhlenbrook, coordinador del Programa Mundial de Evaluación de Agua de la UNESCO, que es autor del estudio, destaca que “Las soluciones verdes pueden cumplir con varias soluciones de administración de agua al mismo tiempo, mejorando la administración de agua, mientras también reduce inundaciones y sequías. Mejor acceso al agua”. También destaca los varios beneficios fuera del sector de agua para “Ayudar a almacenar carbono, crear trabajos, particularmente en ambientes rurales. También pueden ayudar a aumentar la biodiversidad, que también es muy esencial”.

Lograr un balance

La meta, dice la UNESCO, no tiene que dejar de lado las opciones tradicionales de administración de agua como diques, sino queinsiste en lograr el balance correcto entre sistemas hechos por el hombre y los que dependen más de la madre naturaleza.

Algunos lugares han comenzado a hacer eso. La ciudad de Nueva York ahorra cientos de millones de dólares por año en tratamiento de agua y en mantenimiento al proteger vastas cuencas naturales. China planea crear iniciativas pilotos para reciclar agua de lluvia para consumo urbano.

Algunas comunidades están construyendo pantanos artificiales para luchar contra inundaciones y la contaminación. Otros, como el estado indio de Rajasthan, han adoptado más tierras sostenibles y prácticas de administración de agua que impulsan las cosechas y luchan contra la sequía, crecientes desafíos en el futuro.

Uhlenbrook dice que estos son pasos importantes. “Tenemos que aumentar un 50% más los alimentos en los próximos 30 a 40 años. Tenemos que pensar en cómo hacerlo sin cortar más selvas, más árboles y tratar de desarrollar más tierra, lo que es casi imposible en muchas partes del mundo”.

Expertos dicen que la administración de agua más verde puede ayudar a aumentar la producción agrícola en 20%, lo que puede ser clave para alimentar a la población que se anticipa llegue a casi 10.000 millones para el año 2050.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG