Enlaces para accesibilidad

Trump vuelve a criticar al secretario de Justicia Sessions

  • Voz de América - Redacción

Los tuits del presidente, coincidieron con un reporte de The Associated Press en el que se afirma que Trump ha conversado con sus asesores el posible despido de Sessions.

El presidente Donald Trump intensificó el martes por la mañana sus críticas al secretario de Justicia, Jeff Sessions, cuando en una serie de tuits dijo que es “muy débil” para investigar a Hillary Clinton.

“El procurador general Jeff Sessions ha tomado una posición MUY débil sobre los delitos de Hillary Clinton (donde están los emails y el servidor del DNC) y las filtraciones de inteligencia!”, dijo en el segundo de sus tuits. DNC son las siglas del Comité Nacional Demócrata.

En el primero, ocho minutos antes, se refirió al presunto sabotaje que sufrió su campaña por hackers ucranianos que “calladamente trabajaron para levantar a Cinton”, el cual fue revelado por su yerno Jared Kushner. “Y entonces dónde está la investigación A.G.”, dijo usando las siglas de Attorney General (procurador general) de Sessions.

¿Despido o solo amenaza?

Los tuits del presidente, coincidieron con un reporte de The Associated Press en el que se afirma que Trump ha conversado con sus asesores el posible despido de Sessions. El lunes ya se había referido a él, como el “atribulado” secretario de Justicia y la semana pasada, en una entrevista con The New York Times, habló sobre su frustración de haber nombrado a Sessions solo para que este se recusara de la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones.

La intensificación de las críticas ha avivado las especulaciones sobre la posible renuncia de Sessions, que no esperaría a que lo despidan. Durante un evento en la Casa Blanca, Trump ignoró las preguntas gritadas por los reporteros sobre si Sessions debiera dimitir.

El fiscal general ha dicho que continuará en el cargo “hasta cuando considere que es apropiado”.

Si Trump despidiera a Sessions, el subsecretario de Justicia, Rod Rosenstein, sería el sustituto de forma interina. Pero eso dejaría al presidente con otro fiscal general al que ha criticado duramente, tanto en público como en privado, por el manejo que ha hecho de la investigación sobre Rusia.

También eleva el espectro de que Trump pida a Rosenstein —o a quien quiera que nombre para llenar la posición— de despedir a Robert Mueller, el fiscal especial que lidera la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones y la posible colusión con la campaña de Trump.

Uno de los nombres que se ha flotado como sustituto de Sessions, es el de Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y amigo cercano de Trump. Sin embargo, Giuliani dijo a CNN el lunes que no quiere el cargo y que igual se habría recusado de haber estado en la posición de Sessions.

Esta situación se genera en medio de la continuación de la investigación del Congreso a la supuesta injerencia de Rusia con las elecciones generales de 2016. Su yerno y principal asesor, Jared Kushner, compareció por segundo día consecutivo ante una comisión congresional.

La Voz de América pone estos temas en contexto en esta entrevista telefónica de la Voz de América con el analista político y experto en Relaciones Internacionales, Israel Navarro.

"Estás despedido"

Pero Trump ya ha insinuado despidos que no se han concretado. De hecho, el lunes, durante una reunión nacional de miles de niños exploradores en Virginia Occidental, Trump declaró que al secretario de Salud y Servicios Humanos, Tom Price, “más le vale obtener” el martes los votos para comenzar las deliberaciones sobre la iniciativa de salud, y evitar que tenga que repetirle la frase que el magnate hizo famosa en el programa “The Apprentice”, que alguna vez protagonizó.

“Esperamos que mañana consiga los votos para comenzar nuestro camino hacia la aniquilación de esa cosa horrible conocida como Obamacare”, declaró Trump antes de referirse específicamente a Price.

"A propósito, ¿vas a conseguir los votos necesarios? Más vale que lo haga. De lo contrario, le diré: 'Tom, estás despedido' ", agregó

El presidente también acusó al director en funciones del FBI, Andre McCabe de haber recibido “$700.000 de H para su esposa!”, la doctora Jill McCabe.

Presumiblemente H se refiere a Hillary Clinton, ya que durante la campaña el presidente dijo el 25 de octubre: “Una de las personas más cercanas a Hillary Clinton, con nexos desde hace tiempo con ella y su esposo —una persona cercana, les puedo decir… dio más de $675.000 dólares para la campaña de la esposa de un alto funcionario del FBI que supervisó la investigación del servidor de correos de la señora Clinton”.

La doctora McCabe fue una de las enlistadas en 2015 como candidata demócrata para ocupar uno de os 40 escaños de la legislatura de Virginia controlada por los republicanos, pero en ese tiempo, según el FBI, el esposo de la candidata no estaba involucrado en la investigación de Clinton. Y para cuando tuvo un papel menor de supervisión de la investigación, la elección en la que participó su esposa ya había terminado hacía tres meses.

Colaboración con la entrevista de Gioconda Tapia Reynolds

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG