Enlaces para accesibilidad

Trump defiende a su hijo tras revelación de emails rusos

  • Voz de América - Redacción

Los mensajes divulgados por Donald Trump Jr. dejan ver que a él le dijeron que el gobierno ruso tenía información que podía “incriminar” a Clinton.

El presidente Donald Trump declaró el miércoles que su hijo mayor era “abierto, transparente e inocente”, un día después que Donald Trump Jr. revelara su afán por escuchar inforamción dañina sobre Hillary Clinton de parte de una abogada de Moscú.

Al defender la conducta de su hijo, el presidente desestimó de nuevo la actual investigación sobre Rusia como “la mayor caza de brujas en la historia política”. Trump respondió después de que Donald Trump Jr. Revelara una serie de emails el martes que muestra la más clara señal hasta ahora de que la campaña de Trump estaba dispuesta a considerar ayuda para la elección de un adversario de EE.UU. de larga data.

El presidente Donald Trump regresó el sábado optimista de Europa con el deseo de dejar atrás la controversia sobre la interferencia rusa en las elecciones de noviembre y “avanzar” para mejorar la relación con Rusia.

No obstante, las revelaciones en The New York Times sobre una reunión de su hijo mayor, Donald Trump Jr. con una abogada rusa que le prometió información dañina sobre Hillary Clinton, le ha ensombrecido y frustrado según sus allegados: la controversia sobre Rusia, lejos de disminuir, ha crecido y ahora involucra a su familia.

El presidente no ha sido visto en público desde su regreso y no tiene actos públicos previstos para este miércoles tampoco, pero ha estado siguiendo de cerca los acontecimientos. Reportes en varios medios estadounidenses dan cuenta de un Donald Trump enfurecido en privado, sobre todo contra la prensa —y no contra su hijo— a quien ha defendido a través de un breve comunicado en el que dijo creer que es “es una persona de gran calidad”.

Las fuentes, que como es usual han pedido el anonimato para hablar con libertad sobre el tema, describen cómo las revelaciones más recientes y la divulgación de una cadena de correos intercambiados entre Trump Jr. y un promotor musical en preparación para la reunión con la abogada, han golpeado fuertemente a una Casa Blanca acostumbrada desde su inicio a este tipo de crisis.

Cadena de correos

El hijo mayor de Donald Trump reveló el martes que estaba ansioso de escuchar información perjudicial sobre Hillary Clinton de parte del gobierno ruso, al dar a conocer una serie de correos que representan el indicio más claro a la fecha de que la campaña del mandatario estaba dispuesta a sopesar recibir ayuda electoral de parte del viejo rival estadounidense.

En el intercambio de correos electrónicos publicados en Twitter por Donald Trump Jr., puede verse cómo él conversa con un publicista musical que quería que se reuniera con una “abogada del gobierno ruso” que presuntamente tenía información negativa sobre la candidata demócrata como “parte del apoyo de Rusia y de su gobierno al señor Trump”. Los mensajes dejan ver que a Trump Jr. le dijeron que el gobierno ruso tenía información que podía “incriminar” a Clinton.

“Me encanta”, afirmó Trump Jr. en una respuesta por email.

A medida que los correos reverberaban en el mundo político, el hijo del mandatario defendió sus acciones en una entrevista con Fox News, en la que dijo que su decisión de aceptar la reunión se vio influida por el ritmo de “un millón de millas por hora” de una campaña presidencial y su sospecha de que la abogada podría tener información sobre escándalos “no suficientemente reportados” en los que Clinton estuviera involucrada.

Trump Jr. indicó que la reunión “realmente no llegó a nada” y que nunca le informó a su padre sobre ella porque no había “nada que decir”.

“En retrospectiva, probablemente hubiera hecho las cosas de forma un poco distinta”, afirmó el hijo del presidente.

Recriminaciones

Los reportes de allegados a la Casa Blanca indican que también en la Casa Blanca se cuestiona lo hecho en el pasado, y hay fuertes recriminaciones a la clase de consejos que ha estado recibiendo el presidente de parte de su personal más experimentado, incluyendo el jefe de gabinete, Reince Priebus, y de su equipo de abogados.

Según el periódico The Washington Post, Trump continúa viendo la controversia sobre Rusia como una excusa de los demócratas para justificar su derrota en las elecciones y como un intento para deslegitimar su victoria, y resalta que la frustración del presidente se basa más en la cobertura mediática de las acciones de su hijo, y no necesariamente en las acciones por sí mismas.

Los demócratas, por su parte, expresan su indignación e insisten en que los mensajes de Trump Jr. muestran una colusión evidente. “Nada se ha probado todavía, pero ya pasamos más allá de la obstrucción de justicia en términos de lo que se está investigando”, señaló el martes el senador Tim Kaine, quien fue compañero de fórmula de Hillary Clinton durante las elecciones. “Esto va en dirección de perjurio, declaraciones falsas y hasta de potencial traición”, afirmó

La Casa Blanca piensa que lo de “traición” es demasiado. “Creo que esas nuevas palabras son ridículas”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado, dijo confiar en que los investigadores de la cámara alta llegarán “al fondo de lo que haya ocurrido”. Y la senadora republicana Susan Collins, integrante de la comisión de inteligencia, advirtió que los emails “son sólo una parte del todo”.

Para el presidente, su partida hacia Francia el miércoles por la tarde, puede ser la mejor distracción y la mejor noticia del día.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG