Enlaces para accesibilidad

Trump y demócratas se culpan mutuamente por muertes de migrantes


El presidente Donald Trump conversa con los reporteros en el jardín sur de la Casa Blanca antes de partir a Japón para la cumbre del G-20, el miércoles 26 de junio de 2019, en Washington.

El presidente Donald Trump y los demócratas se culparon mutuamente el miércoles por la muerte de un padre migrante y su hija pequeña, cuyos cuerpos fueron vistos en fotografías abrasadoras, que simbolizan los peligros que enfrentan aquellos que intentan cruzar ilegalmente hacia Estados Unidos.

Hablando con los periodistas mientras salía de la Casa Blanca para un viaje de cuatro días a Asia, Trump dijo que las imágenes lo habían molestado. Pero dijo que las muertes podrían haberse evitado y culpó a los demócratas por no aprobar una legislación que, según él, impediría que la gente intentara hacer el peligroso viaje.

"Si tuviéramos las leyes correctas, que los demócratas no nos están permitiendo tener, esas personas no estarían viniendo. No lo estarían intentando", dijo el presidente. "Pueden cambiarlo muy fácilmente para que la gente no suba y la gente no sea asesinada".

Oscar Alberto Martínez Ramírez y su hija Valeria intentaban cruzar a los Estados Unidos después de huir de El Salvador cuando fueron arrastrados al Río Bravo.

Las fotos de la periodista Julia Le Duc y publicadas por primera vez por el periódico mexicano La Jornada muestran sus cuerpos tumbados boca abajo cerca de la orilla del río. Su brazo estaba envuelto alrededor de su cuello, sugiriendo que se aferraba a su padre en sus últimos momentos.

"La odio", dijo Trump cuando se le preguntó sobre la imagen, "y sé que podría detenerse de inmediato si los demócratas cambian la ley. Tienen que cambiar las leyes. Y luego ese padre, que probablemente era un tipo maravilloso, con su hija... cosas así no pasarían".

Tanto el Senado como la Cámara de Representantes han aprobado legislaciones separadas para proporcionar fondos para el cuidado de los migrantes que ingresan a EE.UU., pero aún no se han conciliado y el próximo paso no está claro. Los líderes del Congreso esperan enviar a Trump una medida de compromiso antes de que los legisladores salgan de la ciudad para un receso del 4 de julio.

El líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, criticó a Trump por decir "'Vamos a culpar a los demócratas'".

"Eso es una verguenza. Señor presidente, usted es el presidente de Estados Unidos", dijo Schumer. "Usted es el jefe del poder ejecutivo. Usted controla lo que sucede en la frontera".

Mientras tanto, muchos demócratas que intentaban negarle a Trump un segundo mandato respondieron pasando las últimas horas antes del primer debate principal de su partido, en Miami, visitando un centro de detención para adolescentes inmigrantes a unas 40 millas al suroeste en Homestead.

"Hubo niños que marcharon como pequeños soldados, como pequeños prisioneros", dijo la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, a quien no se le permitió entrar, pero se le permitió mirar por encima de la cerca.

Añadió que no veía a los niños jugando o riéndose "como suelen hacer".

"Esto no es lo que deberíamos estar haciendo como país", dijo Warren. "Estos niños no cometieron ningún crimen, estos niños no representan una amenaza".

La representante Debbie Mucarsel-Powell, la demócrata que representa el área que abarca las instalaciones de Homestead, invitó a los aspirantes demócratas a la presidencia 2020 a una visita, y dijo que la administración Trump estaba "infligiendo el máximo dolor a las familias que huyen tratando de construir una vida mejor". Ella está presionando para que el complejo se cierre.

Ya, el representante de California Eric Swalwell y la senadora Amy Klobuchar de Minnesota vinieron a revisar las instalaciones, además de Warren. El exrepresentante de Texas Beto O'Rourke y el senador Bernie Sanders de Vermont tienen previsto visitar el jueves, mientras que otros candidatos presidenciales demócratas de 2020, que planean viajes similares, incluyen a la senadora Kamala Harris de California y Kirsten Gillibrand de Nueva York, el exsecretario de vivienda Julian Castro, el representante John Delaney y Pete Buttigieg, el alcalde de South Bend, Indiana.

O'Rourke tuiteó un enlace a la foto de Le Duc y declaró: "Trump es responsable de estas muertes".

Desde el abrasador desierto de Sonora hasta el a veces torrentoso Río Bravo, la frontera entre Estados Unidos y México puede ser un lugar peligroso para quienes lo cruzan ilegalmente entre puertos de entrada.

Dos bebés, un niño pequeño y una mujer fueron encontrados muertos el domingo, vencidos por el calor sofocante. En otros lugares, tres niños y un adulto de Honduras murieron en abril después de que su balsa se volcó en el Río Grande, y un niño de 6 años de la India fue encontrado muerto a principios de este mes en Arizona, donde las temperaturas se elevan habitualmente por encima de los 100 grados Fahrenheit.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG