Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: Sin señal de acuerdo concluye día 19 del cierre parcial del gobierno


El líder de la mayoría de la Cámara Baja, Steny Hoyer, el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi y el senador Dick Durbin hablan con reporteros después de una reunión con el presidente Donald Trump

En el día 19 del cierre parcial del gobierno causado por una disputa respecto al muro en la frontera con México, una corta reunión en la que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer se reunieron con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca, terminó con aspereza y sin dar signos de una solución.

El encuentro fue suspendido al poco tiempo de comenzar cuando Trump abandonó la reunión después de que Pelosi, le dijera que la cámara no aprobaría fondos para el muro, dijeron los demócratas.

En declaraciones a periodistas al salir de la Casa Blanca, Schumer dijo que el presidente preguntó a Nancy Pelosi si aceptaría asignar fondos para el muro y ella dijo no. "Él se levantó y dijo, 'entonces no tenemos nada que discutir' y se fue".

"Nuevamente vimos una rabieta porque no pudo lograr lo que quería", indicó el líder demócrata del Senado.

En un mensaje en Twitter, el presidente confirmó que abandonó la reunión, a la que calificó como "un desperdicio completo de tiempo".

"Acabo de salirme de una reunión con Chuck y Nancy, un desperdicio completo de tiempo. Pregunté qué sucedería en 30 días si yo abro rápidamente las cosas, van ustedes a aprobar un Muro o una barrera de acero? Nancy dijo, NO. Yo dije adiós, nada más funciona!", escribió Trump.

El vicepresidente Mike Pence, también habló con los periodistas en la Casa Blanca sobre la fallida reunión, que dijo no solo trataba de buscar una solución al cierre del gobierno sino a la crisis humanitaria que la administración insiste ocurre en la frontera con México.

“El presidente ha dejado claro hoy que va a mantenerse firme para conseguir sus prioridades de construir un muro en la frontera sur”, dijo el vicepresidente Mike Pence.

Pence culpó a los demócratas diciendo que no están dispuestos a negociar mientras el cierre parcial del gobierno continúe.

Trump almorzó en el Capitolio con los republicanos del Senado, un día después de que pidiera la construcción de la barrera fronteriza en su primer discurso televisado a la nación desde la Oficina Oval, en los dos años de su presidencia.

Según los reportes de prensa, su visita del miércoles con los senadores de su partido republicano, buscaba tratar de evitar deserciones de algunos miembros nerviosos en el Senado por el largo cierre parcial del gobierno.

Al terminar la visita, Trump sugirió que un acuerdo para el muro fronterizo podría estar cerca, pero también dijo que el cierre durará "lo que sea necesario". Afirmó que tenía un apoyo "tremendo" de parte de los republicanos, pero los senadores del Partido Republicano están públicamente incómodos con el enfrentamiento que a medida que pasan los días afecta cada vez más las vidas de los estadounidenses e interrumpe la economía.

Por la mañana en la Casa Blanca antes de ir al Congreso, el presidente dijo que "No quería esta pelea'', pero fue su repentino rechazo a un proyecto de ley bipartidista de gastos a fines del mes pasado que sorprendió a los líderes legislativos, incluidos los aliados republicanos, que ahora buscan una solución a este tema clave de su campaña.

También reiteró su advertencia de que podría declarar una emergencia nacional y tratar de autorizar el muro por su cuenta si el Congreso no aprueba los 5.700 millones de dólares que pide.

"Creo que podríamos llegar a un acuerdo, y si no lo hacemos, podría ir por ese camino ', dijo.

Existe una creciente preocupación por el costo del cierre para los estadounidenses promedio, incluidas las interrupciones en los pagos a los agricultores y los problemas para los compradores de viviendas que buscan préstamos hipotecarios respaldados por el gobierno ", dijo el senador John Thune, el republicano número dos en el Senado.

Se trata del segundo cierre de gobierno más largo en la historia del país, durante el cual 800,000 funcionarios del gobierno están suspendidos o trabajando sin paga.

Estadounidenses culpan a Trump

Los estadounidenses, por otro lado, se inclinan cada vez más a achacar la culpa a Trump por la parálisis. De acuerdo con una encuesta realizada por Reuters a principios de mes, el 51% de adultos cree que Trump "tiene la mayor parte de la culpa" del cierre de gobierno. Un 32% culpa a los demócratas, y un 7% atribuye la culpa a los legisladores republicanos.

En una encuesta anterior, hecha entre el 21 y 25 de diciembre, un 4% menos de estadounidenses pensaban que el presidente era el responsable.

Los cruces ilegales de la frontera han disminuido dramáticamente en los últimos años, sin embargo Trump insiste en que el muro es una necesidad para frenar una "crisis humanitaria y de seguridad nacional" en la región.

En el 2018, 396.579 personas fueron detenidas cruzando de manera irregular la frontera suroeste. El número más bajo desde principios de los años 70.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG