Enlaces para accesibilidad

Trump: "Inmigración" impulsará al Partido Republicano en noviembre


El presidente Donald Trump (izq.), escucha a Adrián Anzaldúa, agente de aduanas y patrulla fronteriza, durante un acto para saludar a agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, lunes, 20 de agosto de 2018. (Foto AP / Alex Brandon).

El presidente Donald Trump acusó a los demócratas del Congreso de permitir que las fronteras abiertas y la delincuencia se pudran, usando un evento de la Casa Blanca el lunes para avivar una lucha de campaña de otoño por la inmigración y la frontera sur de Estados Unidos.

Pronosticando que a los republicanos les va a ir "muy bien en las elecciones de mitad de período", durante un evento en el que rindió homenaje a los funcionarios federales de inmigración, Trump dijo que la inmigración sería un tema potente que separaría a los dos partidos en las elecciones de noviembre.

"Creo que vamos a tener una ola roja mucho más grande de lo que van a ver como una falsa ola azul'', dijo Trump. "Ola azul significa crimen, significa fronteras abiertas. No está bien'', agregó.

El presidente rindió homenaje a los empleados de Inmigración y Control de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), llevando a los agentes al podio para señalar sus logros al abordar los cruces fronterizos ilegales y frenar el flujo de drogas ilícitas.

Durante el evento, se refirió al CBP como el "CBC'', una abreviación del Congressional Black Caucus, un grupo que ha criticado su presidencia. También felicitó el trabajo del agente fronterizo Adrián Anzaldúa en una redada de contrabando en Laredo, Texas, invitándolo a hacer algunos comentarios improvisados. Trump dijo: "No estás nervioso... Habla un inglés perfecto".

Las agencias federales que supervisan la frontera y el sistema de inmigración de la nación han sido empujadas a un debate político sobre la separación de los niños migrantes de sus padres después de que cruzaron ilegalmente la frontera de Estados Unidos y México, puesta en vigencia por la administración Trump .

La retórica de línea dura de Trump subrayó el interés de la Casa Blanca en hacer de la inmigración un tema definitorio en las elecciones de otoño mientras los demócratas buscan capturar los 23 escaños que necesitan para retomar la mayoría en la Cámara y vencer a la estrecha mayoría republicana en el Senado.

Trump dijo que "paso a paso'' estaba construyendo su muro fronterizo, un elemento básico de su campaña de 2016, pero expresó su descontento con los demócratas del Congreso que se han opuesto a su plan. El presidente se quejó de "una coalición de extremistas de fronteras abiertas y para mí eso significa crimen, gente a la que no le importa el crimen. Les importa cuando les sucede a ellos, no les importa cuando tienen que verlo en la televisión'', señaló.

Trump ha atacado a algunos legisladores demócratas por tratar de abolir el ICE. En una carta a los líderes estatales y locales antes del evento, Trump escribió que los trabajadores de ICE habían sido sometidos a una "campaña nacional de calumnias, insultos y ataques'' por parte de los políticos "atendiendo a los elementos extremos de nuestra sociedad''.

Mientras que algunos demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado han planteado la posibilidad de eliminar a ICE, ningún demócrata de la Cámara de Representantes o el Senado ha pedido tal medida. Los demócratas han criticado las políticas de inmigración de Trump a lo largo de la frontera, diciendo que separan erróneamente a las familias.

Trump ha convertido la seguridad fronteriza en una parte clave de su mensaje mientras trata de mantener el control republicano del Congreso. El presidente ha dicho en privado a sus asesores que no planea buscar un cierre del gobierno antes de las elecciones de mitad de período para asegurar más dinero para su muro prometido en la frontera entre México y Estados Unidos.

Pero durante el verano tuiteó que no le importan "las consecuencias políticas '', señalando el cierre del gobierno como "¡un precio muy bajo a pagar por una América segura y próspera!''.

Antes de que el presidente llegara el lunes, la Casa Blanca celebró una mesa redonda sobre inmigración con varios funcionarios estatales y locales, quienes señalaron el papel que desempeña una frontera segura en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico y cuestionaron los llamamientos para abolir el ICE.

El senador republicano David Perdue de Georgia, que ha trabajado estrechamente con la administración en materia de legislación de inmigración, dijo que no ve la razón de eliminar la agencia federal, indicando que es como si alguien dijera: "Quiero deshacerme de los Marines''. '

"Simplemente creo que es desmesurado y, francamente, creo que es absolutamente antipatriótico y traicionero", dijo Perdue.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG