Enlaces para accesibilidad

Trump ordena banderas a media asta en medio de críticas demócratas


El presidente Donald Trump sugirió que los tiroteos eran un problema de enfermedad mental en EE.UU., y calificó a los responsables como "enfermos mentales muy graves".

El presidente Donald Trump denunció los dos tiroteos masivos en Ohio y Texas, diciendo que "el odio no tiene lugar en nuestro país".

En declaraciones a periodistas en Morristown, Nueva Jersey, Trump dijo el domingo: "nos ocuparemos" del problema. El mandatario indicó que que ha estado hablando con el fiscal general, el director del FBI y los miembros del Congreso y hará una declaración adicional el lunes.

Trump sugirió que los tiroteos eran un problema de enfermedad mental en EE.UU., y calificó a los responsables como "enfermos mentales muy graves".

Dijo también que el problema de los tiroteos ha estado sucediendo "durante años y años" y "tenemos que detenerlo".

El presidente ordenó el domingo bajar las banderas a media asta hasta el jueves 8 de agosto en honor a las 29 víctimas y los heridos.

"Compartimos el dolor y el sufrimiento de todos los que resultaron heridos en estos dos ataques sin sentido. Condenamos estos actos de odio y cobarde", indicó Trump en la proclamación.

El país trata de recuperarse tras los dos tiroteos; el primero, el sábado 3 de agosto, en El Paso, Texas, que dejó 20 personas muertas. Horas después, el domingo 4 de agosto, otro tiroteo en Dayton, Ohio, cobró nueve vidas.

Después del primer tiroteo, Trump tuiteó que él y la primera dama Melania Trump "enviamos nuestros más sinceros pensamientos y oraciones a la gran gente de Texas".

"El tiroteo de hoy en El Paso, Texas, no solo fue trágico, fue un acto de cobardía”, indicó, agregando que “no hay razones o excusas que justifiquen matar a personas inocentes”.

El domingo en la mañana, envió bendiciones a las personas en El Paso y Dayton y detalló que la policía local, estatal y el FBI estaban trabajando juntos en los casos. “La aplicación de la ley fue muy rápida en ambos casos. ¡Se darán actualizaciones durante el día!”, agregó.

Según reportes de la agencia The Associated Press, funcionarios de la Casa Blanca indicaron que no había planes para que el presidente se dirigiera a la nación después de los tiroteos.

El jefe de despacho interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, aseguró en una entrevista con la ABC que la respuesta de Trump era “una combinación de tristeza por eso y está molesto al respecto”.

"Culpo a las personas que están enfermas", indicó Mulvaney, agregando que la primera llamada que hizo el presidente fue al fiscal general William Barr para saber “qué podemos hacer para prevenir este tipo de cosas que pasen”.

Reclamo demócrata

La respuesta de quienes se oponen al presidente Trump no se ha hecho esperar. El mandatario ha sido criticado en repetidas ocasiones por su lenta respuesta en criticar los actos de violencia cometidos por nacionalistas blancos, o considerarlos actos de terrorismo doméstico.

En declaraciones en diferentes cadenas de televisión de EE.UU., el domingo por la mañana, los aspirantes a la nominación presidencial demócrata para las elecciones de 2020, como los senadores Cory Booker de Nueva Jersey y Bernie Sanders, de Vermont; el excongresista de Texas, Beto O'Rourke; y el alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg culparon a la retórica antiinmigrante de Trump de fomentar un clima de odio que condujo al tiroteo en El Paso.

"Donald Trump es responsable de esto", dijo Booker a CNN. "Él es responsable porque está avivando los miedos, el odio y la intolerancia"

“Cosechas lo que siembras, y él está sembrando semillas de odio en este país. Esta cosecha de violencia de odio que estamos viendo ahora está a sus pies", agregó Brooker en una entrevista cadena de televisión.

“Él (Trump) está alentando esto. No solo lo tolera, lo está alentando. Las personas están respondiendo a esto. No solo nos ofende, alienta este tipo de violencia que estamos viendo, incluyendo en mi ciudad de El Paso ayer”, indicó por su parte O’Rourke también en CNN.

Buttigieg también indicó a la cadena que el mandatario ha "tolerado y alentando al nacionalismo blanco". "Está muy claro que este tipo de odio está siendo legitimado desde lo alto", señaló.

Por su parte, el senador de Vermont y candidato demócrata Bernie Sanders, indicó que “debemos unirnos para rechazar esta peligrosa y creciente cultura fanatismo propugnado de Trump y sus aliados”.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, instó al líder de la mayoría, Mitch McConnell, a convocar una sesión de emergencia para poner un proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes sobre la verificación universal de antecedentes.

"Este vil acto de terrorismo contra los hispanoamericanos se inspiró en una retórica racial y étnica divisiva y fue posible gracias a las armas de guerra”, indicó el congresista de Texas Joaquín Castro, hermano gemelo del ex secretario y candidato demócrata Julián Castro.

Los incidentes de El Paso y Dayton son los incidentes de asesinatos en masa 21 y 22 de EE.UU. este año, según una base de datos de Associated Press, USA Today y Northeastern University.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG