Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: Cierre del gobierno entra en su segundo mes, se agudiza disputa por el muro


El cierre parcial del gobierno de EE.UU. entra el lunes 21 de enero de 2019 en su segundo mes sin que demócratas y republicanos se pongan de acuerdo para salir de la actual crisis.

El cierre parcial del gobierno de Estados Unidos entró el lunes en su segundo mes, y al parecer 31 días no han sido suficientes para salir de una crisis que se complicó aún más con la furiosa crítica del presidente Donald Trump a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, por rechazar su propuesta de intercambiar protecciones temporales para algunos inmigrantes por 5.700 millones de dólares para el muro fronterizo que ha prometido levantar en la frontera con México.

Trump ha ofrecido extender las protecciones por tres años para los jóvenes traídos a Estados Unidos ilegalmente y para aquellos que huyeron de las zonas de desastre, a cambio de los fondos que pide para el muro.

"Nancy Pelosi y algunos de los demócratas rechazaron mi oferta ayer antes de que yo hablara. No ven el crimen y las drogas, solo ven el 2020, que no van a ganar. ¡Mejor economía! Deben hacer lo correcto para el país y permitir que las personas regresen al trabajo", escribió Trump, la mañana del domingo.

"No, la amnistía no es parte de mi oferta. Es una extensión de tres años de DACA. La amnistía se usará solo en un trato mucho más grande, ya sea en inmigración o algo más. Del mismo modo, no habrá un gran esfuerzo para eliminar a las más de 11,000,000 personas que están aquí ilegalmente, ¡pero ten cuidado Nancy!", advirtió el presidente, respondiendo a sus críticos conservadores del plan, quienes dijeron que las protecciones contra la deportación equivalían a una amnistía para los infractores de la ley.

Trump acusa a Pelosi y a otros demócratas de poner la política por delante de la seguridad y, sin pruebas, afirma que Pelosi "se ha comportado de manera tan irracional y ha ido tan lejos a la izquierda que ahora se ha convertido oficialmente en una Demócrata radical".

Pelosi y otros demócratas han rechazado la más reciente propuesta de Trump y siguen oponiéndose a la idea de construir un muro a lo largo de la frontera sur con México.

Trump también repitió en un tuit, sin dar pruebas, que se está construyendo el muro en la frontera y se están renovando otras partes a un costo menor de lo que se pensaba.

"No olviden, estamos construyendo y renovando grandes secciones de el muro en este momento. Moviéndonos rápidamente, y costará mucho menos de lo que los políticos anteriores creían posible. Después de todo, construir es lo que mejor hago, ¡incluso cuando el dinero no está disponible!", afirmó el presidente.

El cierre del gobierno que ha dejado a cientos de miles de trabajadores sin cheques de pago se encuentra ahora en su quinta semana.

En su mensajes de la mañana del domingo en Twitter, Trump también respondió a la sugerencia de la presidenta de la Cámara de Representantes para que retrase el discurso sobre el Estado de la Unión, planeado para el martes 29 de enero, debido al cierre parcial del gobierno.

"Nancy, todavía estoy pensando en el discurso sobre el Estado de la Unión, hay muchas opciones, incluido hacerlo de acuerdo con su oferta por escrito (realizada durante el cierre, la seguridad no es un problema) y mi aceptación por escrito. Si bien un contrato es un contrato, te responderé pronto", dice el mensaje presidencial.

"Inmoral"

Pelosi dejó en claro que el plan presentado el sábado por Trump no iba a ser considerado en la Cámara después de que se informaron los detalles.

Los demócratas dicen que apoyan la seguridad fronteriza pero rechazan un muro como ineficaz e inmoral. Ellos están ofreciendo 1.300 millones en nuevos fondos de seguridad fronteriza, pero ninguno específicamente para un muro. Los demócratas de la Cámara de Representantes planean ofrecer más propuestas legislativas de seguridad fronteriza esta semana.

Pelosi afirmó que lo propuesto por el presidente eran ideas que ya estaban en discusión. “Los demócratas estábamos esperanzados en que el presidente Trump estaba finalmente dispuesto a reabrir el gobierno e iniciar una necesitada discusión sobre la protección en la frontera. Desafortunadamente, el informe hace claro que su propuesta es una compilación de iniciativas previamente rechazadas”.

Sin embargo, en una entrevista con "Fox News Sunday" el vicepresidente Mike Pence dijo que sigue siendo optimista de que el plan ganará terreno después de que el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, lo lleve a la Cámara de Representantes del Senado el martes.

Desde hace tiempo McConnell ha evitado llevar a votación proyectos que no tengan muchas posibilidades de convertirse en ley. Y desde hace semanas ha dicho que no le interesan las "votaciones espectáculo" que sólo pretenden obligar a los miembros a asumir un bando después de que Trump rechazó previamente una propuesta bipartidista de la cámara alta para evitar el cierre de gobierno.

Lo que no está claro es cómo McConnell presentará el plan de Trump, ni cuándo comenzará la votación. El líder republicano es un reconocido arquitecto de maniobras legislativas complicadas. Una interrogante es si permitirá un debate migratorio más extenso en el pleno del Senado con enmiendas a la medida de lo que Trump quiere.

David Popp, portavoz de McConnell, dijo el domingo: "Cuando tengamos un plan nos aseguraremos de que todos lo sepan".

Los republicanos tienen una mayoría de 53-47 en el Senado, pero la legislación importante en la cámara casi siempre requiere una mayoría de 60 votos. No está claro si Trump podrá convencer a al menos siete demócratas para que voten a favor de su propuesta.

Incluso si el Senado aprueba el plan de Trump, enfrentaría la derrota en la Cámara de Representantes, donde la oposición liderada por Pelosi es fuerte. Una victoria del Senado para Trump, sin embargo, podría forzar nuevas negociaciones sobre su plan del muro fronterizo y sobre la reapertura del gobierno, donde 800,000 trabajadores federales, sin permiso o forzados a trabajar sin ser pagados, perderán su segundo cheque de pago el próximo viernes.

El senador por Delaware Chris Coons, un demócrata visto por la Casa Blanca como un posible socio en las negociaciones de inmigración, dice que no lo apoyará. Y la senadora republicana Lisa Murkowski, de Alaska, otra centrista clave, dice que estudiará los detalles del plan del presidente. Ella no ha dicho si votaría por ello.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG