Enlaces para accesibilidad

A último minuto Trump niega avión militar a Pelosi para viaje al exterior


Un autobús de la Fuerza Aérea de EE.UU. que iba llevar a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y una delegación a un vuelo a Bélgica y Afganistán, espera frente a la Cámara de Representantes luego que el presidente Trump negó el uso de un avión militar.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impidió el jueves que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, usara un avión militar para un viaje al extranjero, después de la sugerencia del líder demócrata de posponer el discurso del Estado de la Unión (29 de enero) durante el cierre parcial del gobierno.

El republicano Trump le dijo a Pelosi en una carta que su viaje a Afganistán, que él consideraba un "evento de relaciones públicas", se pospondría, citando el cierre que ha entrado en su día 27.

"Debido al cierre, lamento informarle que su viaje a Bruselas, Egipto y Afganistán se ha pospuesto", dijo la carta de Trump.

El presidente dijo a Pelosi que podía hacer el viaje volando en avión comercial.

El vocero de la presidenta de la Cámara, Drew Hammill, explicó que el viaje era a Afganistán, con una parada en Bélgica, no incluiría Egipto, como originalmente se reportó.

Hammill detalló que Pelosi iba a expresar su agradecimiento a las tropas estadounidenses y reafirmar el compromiso de Estados Unidos con la alianza de la OTAN, además de asistir a sesiones informativas de seguridad nacional e inteligencia.

Antes de esta explicación del portavoz de Pelosi, no estaba claro a qué viaje se refería Trump. Los legisladores a menudo no publicitan viajes al extranjero antes de que ocurran por razones de seguridad, particularmente cuando los viajes involucran una zona de guerra como en este caso.

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, tercer funcionario de mayor rango en el país, normalmente utiliza un avión militar para viajes al extranjero y fue sobre esa base que Trump, como comandante en jefe, parecía estar actuando.

"Él pospuso la habilidad de ella para usar el avión militar", que debe ser aprobado por el Departamento de Defensa, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

La lucha política entre Trump y Pelosi ha revelado cómo la crisis del gobierno se ha convertido en un enfrentamiento intensamente personal entre dos líderes decididos a prevalecer uno sobre el otro. Y tiene lugar mientras cientos de miles de trabajadores federales se quedan sin paga y los protocolos de rutina de Washington, como el discurso del presidente ante el Congreso, o un viaje oficial de legisladores, se convierten en daños colaterales en la lucha presupuestaria, resalta The Associated Press.

Sarah Sanders, dijo que Trump quería que Pelosi se quedara en Washington para que estuviera aquí el martes, en la fecha límite para preparar la próxima ronda de cheques para los trabajadores federales.

"Queremos mantenerla en Washington", dijo Sanders. "El presidente quiere que ella esté aquí para negociar".

Trump sorprendido

Trump se sorprendió por la decisión de Pelosi de posponer su discurso y le dijo a un asesor que era el tipo de acción perturbadora que haría él mismo, según un republicano que está en contacto frecuente con la Casa Blanca y no estaba autorizado para hablar públicamente sobre conversaciones privadas, reporta AP.

Mientras mantuvo un silencio público, Trump se cansó de ver cómo estaba siendo recibida la acción de Pelosi en la televisión por cable y reiteró los temores de que estaba siendo superado en el ojo público. Por eso, estuvo encantado con la idea de cancelar el viaje de Pelosi, creyendo que el enfoque en los recursos necesarios destacaría su hipocresía (de Pelosi) por cancelar su discurso, dijo el republicano a la agencia noticiosa.

El miércoles, Pelosi le escribió a Trump sugiriendo que posponga su discurso del 29 de enero sobre el Estado de la Unión debido a preocupaciones de seguridad durante el cierre.

El gobierno ha estado parcialmente cerrado desde el 22 de diciembre, en un enfrentamiento provocado por la demanda de Trump de $ 5.700 millones para financiar un muro a lo largo de la frontera de EE.UU. y México, a la que los demócratas se oponen.

Los presidentes tradicionalmente emiten el discurso anual televisado a nivel nacional, que establece los objetivos de la administración para el año, en la Cámara de Representantes antes de una sesión conjunta del Congreso y la mayoría del gabinete.

Pelosi dijo el jueves que no había recibido una respuesta de la Casa Blanca, y Trump no respondió a la sugerencia de la carta.

Críticas

La acción de Trump atrajo críticas de uno de sus aliados republicanos en el Senado.

"Una respuesta de segundo año de secundaria no merece otra", escribió el senador republicano Lindsey Graham en Twitter, quien criticó la acción de Pelosi sobre el Estado de la Unión como "descaradamente política", pero dijo: "Que el presidente Trump niegue que el viaje (en avión) militar de la presidente Pelosi para visitar a nuestras tropas en Afganistán, nuestros aliados en Egipto y en la OTAN también es inapropiado".

Por su parte, el presidente del Comité de Inteligencia Nacional, Adam Schiff, aseguró que la decisión de Trump de revelar el viaje de Pelosi es "completamente y absolutamente irresponsable en todos los sentidos". Aseguró que el presidente se estaba comportando como "si estuviese en 5to grado".

"Estamos decididos a que nuestra supervisión continué sin importar cuáles sean las acciones del presidente", indicó Schiff.

El presidente Trump hizo previamente una visita sorpresiva a Irak poco después del cierre del gobierno, antes de Navidad. Hamill, el vocero de la presidenta de la Cámara de Representantes, destacó también que un viaje similar de legisladores, conocido por la sigla CODEL, liderado por el representante Lee Zeldin se realizó antes del año nuevo, a varios países del Medio Oriente.

Reportes de medios indican que usuarios de Twitter que siguen los viajes aéreos también destacaron el jueves que la primera dama Melania Trump aparentemente usó un avión oficial del gobierno para volar a Florida para un viaje anteriormente planeado. La vocera de la primera dama no respondió a solicitudes de comentarios, indica el diario digital Politico.

Trump cancela viaje de asistentes a Davos

El presidente Donald Trump también canceló el viaje de varios miembros de su gabinete al Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza.

La vocera de la Casa Blanca hizo el anuncio, pocas horas después de que Trump cancelara a último minuto el viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y un grupo de legisladores demócratas a Bélgica y Afganistán, aduciendo el cierre parcial del gobierno.

"Por consideración a los 800.000 excelentes trabajadores estadounidenses que no están recibiendo pago y para asegurar que su equipo pueda prestar asistencia en lo que sea necesario, el presidente Trump ha cancelado el viaje de su delegación al Foro Económico Mundial", escribió Sara Sanders en un comunicado.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el secretario de Estado, Mike Pompeo iban a liderar la delegación. Ambos tenían planeado hablar conjuntamente en la sesión inaugural del Foro, el martes 22 de enero. Y se esperaba que ofrecieran una cena a los ministros de relaciones exteriores y de finanzas del Grupo de los Siete, para hablar sobre seguridad nacional y asuntos económicos.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross y el representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, también formaban parte de la delegación.

Departamento de Estado llama a trabajar a diplomáticos

Mientras el cierre se prolongaba, el Departamento de Estado ordenó a todos los diplomáticos de Estados Unidos en Washington y otros lugares que volvieran a trabajar la próxima semana con sueldo, diciendo que había encontrado dinero para sus salarios al menos temporalmente.

En un aviso al personal, el departamento dijo que puede pagar a la mayoría de sus empleados a partir del domingo o el lunes para su próximo período de pago. No se les pagará por el tiempo trabajado desde que comenzó el cierre en diciembre hasta que se resuelva la situación, dice el aviso.

Declaraciones del secretario de Estado, Mike Pompeo, fueron recibidas con escepticismo por el cuerpo diplomático de Estados Unidos la semana pasada cuando proclamó que la moral en el Departamento de Estado era "buena" a pesar del cierre, y del hecho que el 40 por ciento de sus empleados en EE.UU. y casi el 23 por ciento en el extranjero habían sido enviados a casa con licencia forzada y el resto estaba trabajando sin paga.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG