Enlaces para accesibilidad

Trump: "EE.UU. no será un campamento de migrantes"


El presidente de EE.UU., Donald Trump habla en una reunión del Consejo nacional del Espacio en la Casa Blanca. Detrás a la izquierda, el vicepresidente Mike Pence. Junio 18, 2018.

El presidente Donald Trump culpó el lunes a los demócratas por la crisis de inmigración del país y dijo que "Estados Unidos no será un campamento de migrantes, ni será un centro de detención de refugiados".

Trump habló en un evento de política espacial en medio de crecientes críticas por la dura posición de su gobierno que separa a los niños de los padres que tratan de ingresar ilegalmente al país.

Horas antes, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen defendió la postura del gobierno sobre inmigración, y prometió en enjuiciar a los migrantes.

Washington enfocado en inmigración
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:03 0:00

Legisladores de todas las tendencias políticas han criticado al presidente Trump, la secretaria Nielsen y el fiscal general Jeff Sessions, por separar a las familias en la frontera de EE.UU. con México.

Cerca de 2.000 niños han sido enviados a centros de detención o casas de acogida desde mediados de abril a fines de mayo, pero en un discurso a un grupo policial en Nueva Orleáns, Luisiana, la secretaria Nielsen no ofreció disculpas por la política.

"Seamos honestos. Hay algunos a quienes les gustaría que miráramos hacia el otro lado cuando tratamos con familias en la frontera y que no hagamos cumplir las leyes aprobadas por el Congreso", señaló. "No podemos darnos el lujo de pretender que todos los individuos que vienen a este país como una familia, son en efecto una familia. Tenemos que hacer nuestro trabajo. No vamos a disculparnos por hacer nuestro trabajo. Hemos jurado que lo haremos", dijo Nielsen.

La secretaria de Seguridad Nacional agregó: "Este gobierno tiene un sencillo mensaje: Si usted cruza ilegalmente la frontera, vamos a enjuiciarle. Si usted hace una declaración falsa de inmigración, lo enjuiciaremos. Si contrabandea a extranjeros ilegales en un viaje extraordinariamente peligroso, lo enjuiciaremos".

Kirstje Nielsen, que en ocasiones ha provocado la ira del presidente Trump por no evitar que más inmigrantes entren al país, dijo de Estados Unidos: "Somos un país compasivo", que ha admitido 3 millones de refugiados desde 1975, lo cual, afirmó, "es más que todos los otros países juntos".

Pero, prosiguió la funcionaria, "nuestra generosidad está siendo abusada". Dijo que ha habido un incremento de 315 por ciento en el número de extranjeros indocumentados que usan a niños para ingresar a EE.UU.

La secretaria Nielsen dijo que extranjeros que buscan asilo en EE.UU. deben "ir a un puerto de entrada" para seguir el proceso de rutina antes que intentar ingresar al país a través de ríos y terrenos rocosos a lo largo de la frontera sur con México, donde la espera para la consideración de asilo puede ser muy lenta. Según Nielsen, actualmente hay un retraso de 6.000 casos que esperan resolución.

Anteriormente el lunes, el presidente Trump respondió a través de su cuenta de Twitter a las críticas de su política migratoria de “cero tolerancia” que ha provocado la separación de familias.

También lea: Washington se centra en inmigración; furor por separación de familias.

Trump aseguró que los niños “están siendo usados por los peores criminales sobre la tierra” como una manera de ingresar al país por la frontera sur.

“¿Alguien ha estado mirando el crimen que está ocurriendo al sur de la frontera?”, preguntó Trump en Twitter, calificándolo de “histórico”.

Trump culpa a los demócratas de ser “ineficientes” y débiles” en inmigración.

Para argumentar su política, el presidente Trump culpó erróneamente a los inmigrantes de Europa de ser los responsables del aumento del delito en Alemania y por cambiar violentamente la cultura, agregando que lo que estaba pasando con la inmigración allí, presentaba amenazas similares para Estados Unidos.

“El pueblo de Alemania está volviéndose en contra de sus líderes porque la inmigración está golpeando la ya endeble coalición de Berlín. El delito está creciendo ¡Un gran error se cometió en todo Europa al recibir a millones de personas que han cambiado tan fuerte y violentamente su cultura!”, dijo Trump en Twitter.

La realidad es que el delito ha caído dramáticamente en Alemania. El Ministerio del Interior reportó el mes pasado que los delitos en Alemania totalizaron 5.760 millones en 2017, el menor número desde 1992, llevando a la tasa de criminalidad más baja en más de 30 años.

Más críticas y reacciones

El ex asesor de Trump, Anthony Scaramucci, dijo que “no se siente bien” que la administración Trump culpe a los demócratas por separar a padres e hijos en la frontera sur como una forma de presionar a los demócratas para que negocien en un proyecto republicano de inmigración.

Por su parte, el máximo funcionario de derechos humanos de Naciones Unidas llamó el lunes a Estados Unidos a detener su “inadmisible” política de separar por la fuerza a niños de padres inmigrantes que ingresan de manera irregular al país a través de México.

En una rara declaración pública sobre política, la primera dama Melania Trump, a través de su vocera, dijo que "odia ver a los niños separados de sus familias y espera que los legisladores de ambos partidos puedan finalmente ponerse de acuerdo para lograr una reforma de inmigración. Ella cree que necesitamos ser un país que respeta las leyes, pero también un país que gobierna con corazón".

Autoridades del gobierno dijeron que la táctica de la separación familiar es necesaria para asegurar la frontera y sugirieron que la medida servirá para disminuir la inmigración ilegal.

Pero Zeid Ra’ad al-Hussein, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, dijo que estas políticas “castigan a los niños por las acciones de sus padres”.

“La idea de que cualquier estado busque disuadir a los padres infligiendo ese tipo de abuso sobre los niños es inadmisible. Llamo a Estados Unidos a poner fin inmediatamente a la práctica de separación forzada de estos niños”, dijo Zeid en su discurso final al Consejo de Derechos Humanos de la ONU antes de que termine su período en el cargo.

De igual manera, en un artículo de opinión en The Washington Post, la ex primera dama Laura Bush calificó la política de "cruel" e "inmoral''; mientras que la senadora republicana Susan Collins escribió en Twitter: "...es inconsistente con nuestros valores estadounidenses separar a esos niños de sus padres a menos que haya evidencia de abuso u otra muy buena razón. Necesitamos reformar nuestras leyes de inmigración, pero usar a los niños no es una respuesta".

Controversia por la separación de familias migrantes
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG