Enlaces para accesibilidad

Trump promete vetar cualquier ley que "debilite la protección a la vida humana"


Como una muestra de apoyo más al movimiento, el vicepresidente Mike Pence y su esposa Karen Pence subieron a la tarima para presentar el mensaje del presidente.

El presidente Donald Trump aseguró este viernes que vetará cualquier proyecto de ley que “debilite la protección de la vida humana”.

En un mensaje pre grabado para apoyar la 46va “Marcha por la vida” en Washington, Trump explicó que le envió una carta al Congreso en la que asegura que vetará cualquier legislación que “debilite” la protección de la vida humana y “contamos con el apoyo para defender esos vetos”.

“Como presidente siempre defenderé el primer derecho en nuestra de Declaración de Independencia, el derecho a la vida”, aseguró Trump

“Como dice el tema de este año de la 'Marcha por la vida', cada persona es única desde el primer día. Esa es una frase muy importante: únicos desde el primer día. Y tan cierta”, indicó el presidente.

Activistas contra el aborto marchan hacia la Corte Suprema de los EE. UU., Durante la Marcha por la Vida en Washington. Enero 18, 2019.
Activistas contra el aborto marchan hacia la Corte Suprema de los EE. UU., Durante la Marcha por la Vida en Washington. Enero 18, 2019.

En su mensaje desde el Despacho Oval, agradeció a los asistentes que se movilizaron desde otras partes del país y a los jóvenes, “quienes nos dan esperanza para el futuro”.

El presidente agregó que “juntos trabajaremos para salvar las vidas de niños nonatos para que puedan tener la oportunidad de vivir y amar”.

Como una muestra de apoyo más al movimiento, el vicepresidente Mike Pence y su esposa Karen Pence subieron a la tarima para presentar el video.

Durante su presentación, Pence aseguró que “nos reunimos aquí porque creemos como lo hicieron nuestro fundadores, que estamos, todos nosotros, nacidos y no nacidos, dotados por nuestro Creador con ciertos derechos inalienables, y el primero entre estos derechos está el derecho a la vida”.

“46 años atrás este mes la mayoría en la Corte Suprema le dio la espalda a este derecho”, indicó Pence, haciendo referencia a la decisión de la Corte Suprema en 1973 con el que nace este movimiento en el que dictaminan que ciertas leyes estatales constituían una violación inconstitucional del derecho de la mujer a la privacidad y legaliza efectivamente el aborto en todo el país.

El vicepresidente aseguró que desde un principio la administración del presidente Trump ha hecho todo lo posible para proteger “la santidad de la vida”, y entre las medidas que mencionó está la de nombrar a más hombres y mujeres “más conservadores en nuestros Tribunales Federales de Apelaciones que ningún otro presidente en la historia de Estados Unidos”.

Pence calificó a Trump como el presidente “más pro vida de la historia de EE.UU".

​Según una encuesta del año pasado de Reuters Ipsos, la mitad de los de los adultos estadounidenses están a favor de que el aborto sea legal, 68 por ciento de ellos siendo demócratas y 31 por ciento republicanos.

Los que están a favor de la ley que legalizó el aborto conocida como Roe vs. Wade consideran que la mujer debe ser la única que decida sobre su cuerpo y que es su derecho decidir si quiere continuar o no con un embarazo.

Durante la marcha también participaron activistas que defienden los derechos de las mujeres y aprueban el aborto.

Protesta de activistas por el derecho al aborto fuera de la Corte Suprema de los EE. UU., Durante la Marcha por la Vida en Washington. Enero 18, 2019.
Protesta de activistas por el derecho al aborto fuera de la Corte Suprema de los EE. UU., Durante la Marcha por la Vida en Washington. Enero 18, 2019.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG