Enlaces para accesibilidad

Trump defiende venta de armas a saudíes por encima de investigación de Khashoggi


En esta foto del sábado, 22 de junio de 2019, el presidente Donald Trump habla con reporteros en el Jardín Sur de la Casa Blanca en Washington.

El presidente Donald Trump declinó decir si dirigirá al FBI para que investigue la muerte del columnista del Washington Post Jamal Khashoggi y sugirió que las promesas de Arabia Saudí de comprar miles de millones de dólares en equipo militar estadounidense, son más importantes para él debido al impacto en los empleos y la economía.

Trump dijo que el asesinato del periodista saudí, que "ha sido fuertemente investigado".

Sin embargo, la semana pasada, un informe independiente de las Naciones Unidas sobre el asesinato encontró "evidencia creíble" para justificar una investigación adicional sobre el posible papel del príncipe heredero de la corona saudita Mohammed bin Salman y pidió al FBI que investigue. Las agencias de inteligencia de EE.UU. habían concluido previamente que el príncipe heredero ordenó que Khashoggi fuera asesinado en el consulado saudí en Estambul, Turquía, donde fue a recoger documentos para casarse con su prometida turca.

Los escritos de Khashoggi criticaban a la familia real saudí.

"Arabia Saudita es un gran comprador de productos (estadounidenses). Eso significa algo para mí. Es un gran productor de empleos'', dijo el presidente en "Meet the Press" de NBC en una amplia entrevista que fue grabada el viernes y transmitida el domingo. Trump dijo que el tema de Khashoggi "no surgió'' cuando él y el príncipe heredero hablaron el jueves pasado, en gran parte sobre Irán.

Trump dijo que el Medio Oriente es un "lugar vicioso y hostil" y que Irán y otros países de la región también son culpables del tipo de comportamiento que se ha acusado a Arabia Saudí.

Khashoggi fue asesinado, y se cree que fue desmembrado por agentes saudíes, en el interior del consulado el 2 de octubre. Sus restos nunca fueron encontrados.

El presidente se negó el año pasado a penalizar a Arabia Saudí por el asesinato. Khashoggi había estado viviendo en Estados Unidos en el momento de su muerte.

Trump dijo que "no es un tonto" que se negará a hacer negocios con el aliado de Estados Unidos, argumentando que el reino se volverá a China y Rusia, rivales de EE.UU., si China se niega a vender armas a los saudíes.

¨Toma su dinero. Toma su dinero '', dijo Trump.

El Senado votó la semana pasada para impedir que la administración Trump vendiera armas a Arabia Saudí. Trump ha prometido vetar la medida.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG