Enlaces para accesibilidad

Trump defiende a secretario del Trabajo en medio de escándalo Epstein


El presidente Donald Trump da la mano al emir de Catar Jeque Tamim Bin Hamad Al-Thani en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el martes 9 de julio de 2019, en Washington. (AP Photo/Evan Vucci)

El presidente Donald Trump defendió el martes a su secretario de Trabajo Alexander Acosta, cuya renuncia piden legisladores demócratas en relación a su papel en un acuerdo judicial años atrás, que permitió al millonario Jeffrey Epstein, acusado esta semana en Nueva York de tráfico sexual de menores, recibir una sentencia mínima por cargos similares en Florida, cuando Acosta era fiscal general del estado.

Durante una visita del Emir de Catar a la Casa Blanca, Trump dijo que su gobierno estudiará "muy cuidadosamente" el manejo del caso anterior de Epstein por parte de Acosta, al tiempo que elogió el trabajo que éste último ha realizado como secretario de Trabajo en su gobierno. Destacó que el caso de Epstein en Florida ocurrió hace mucho tiempo.

"Si van y buscan las decisiones de todo el mundo, sea el fiscal general o un fiscal asistente o un juez, se puede ir 12 o 15 años atrás o 20 años atrás y revisar sus decisiones pasadas, creo que posiblemente encontrarán que ellos desearían haberlo hecho de una manera diferente", dijo Trump a los periodistas.

El secretario de Trabajo, Alex Acosta, habla en un foro en la Casa Blanca en el edificio de la Oficina Ejecutiva de Eisenhower. Washington, jueves 22 de marzo de 2018. (Foto de AP / Manuel Balce Ceneta)
El secretario de Trabajo, Alex Acosta, habla en un foro en la Casa Blanca en el edificio de la Oficina Ejecutiva de Eisenhower. Washington, jueves 22 de marzo de 2018. (Foto de AP / Manuel Balce Ceneta)

Acosta ha sido acusado de ocultar el acuerdo de declaración de culpabilidad de Epstein, un inversor financiero millonario con amigos de alto perfil , entre ellos el presidente Trump con quien solía socializar en su mansión de Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida, aunque en los últimos dos días, el mandatario estadounidense ha tratado de distanciarse de él.

Este martes, Trump dijo que tuvo una disputa con Epstein, de la cual no dio detalles, y agregó no habían hablado en años.

"Lo conocía como todo el mundo en Palm Beach. Él era un personaje en Palm Beach. Tuvimos una discusión hace mucho tiempo. No creo que hemos hablado en 15 años. No me gustaba...eso les puedo asegurar", afirmó el presidente, e indicó que "se siente muy mal por el secretario Acosta, porque lo conozco como alguien que trabaja muy duro y ha hecho un gran trabajo. Me siento muy mal por toda esta situación", señaló Trump.

Acosta se pronunció recién este martes en Twitter sobre el arresto de Epstein en Nueva York el lunes. "Los crímenes cometidos por Epstein son horrendos, y me agrada que los fiscales de NY avancen con un caso basado en nueva evidencia", escribió.

"Con la evidencia disponible hace más de una década, los fiscales federales insistieron que Epstein vaya a la cárcel, se registre como un delincuente sexual y anunciaron al mundo que él era un depredador sexual. Ahora que hay nueva evidencia y testimonios adicionales disponibles, la fiscalía de NY ofrece una oportunidad única para llevarlo totalmente a la justicia", escribió el secretario Acosta en Twitter.

El lunes, la fiscalía federal de Nueva York acusó a Epstein, de 66 años, de tráfico sexual en una acusación que detalla cómo atraía a decenas de niñas, algunas de ellas de 14 años, a sus lujosas casas y las obligaba a realizar actos sexuales. Epstein se ha declarado inocente.

El fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York, quien presentó la acusación, dijo que la oficina no estaba vinculada al acuerdo de Florida firmado en 2008 por Acosta, quien entonces era el fiscal federal del Distrito Sur de la Florida.

Barr no se recusará

El escándalo por el arresto de Epstein también ha alcanzado al fiscal general de Estados Unidos, William Barr. Un funcionario del Departamento de Justicia, dijo el martes que Barr no se recusará de participar en la nueva acusación revelada esta semana por los fiscales federales en Manhattan sobre la acusación a Jeffrey Epstein de tráfico sexual.

El funcionario agregó, sin embargo, que Barr ha sido y seguirá recusándose de supervisar la revisión del Departamento sobre cómo los fiscales federales en Florida, incluido el actual secretario de Trabajo Alex Acosta, alcanzaron previamente un acuerdo con Epstein que desde entonces ha estado bajo escrutinio como demasiado indulgente.

Su recusación en esa revisión se deriva del trabajo previo de Barr con la firma de abogados Kirkland & Ellis. Acosta también trabajó anteriormente en la firma.

Demócratas exigen renuncia

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, y otros líderes demócratas en el Congreso exigieron que Acosta debe renunciar.

Schumer también pidió a Trump que explicara su relación pasada con Epstein. La alusión de Schumer sobre la relación de Trump con Acosta se refiere a un artículo de la revista New York de 2002 en el que Trump fue citado diciendo que Epstein "era un 'tipo fantástico' que disfrutaba de las mujeres 'en el lado más joven'.

"Le pido al secretario Acosta que renuncie", dijo Schumer en un discurso en el Senado. "Ahora es imposible que alguien tenga confianza en la capacidad del secretario Acosta para dirigir el Departamento de Trabajo".

"Si se niega a renunciar, el presidente Trump debería despedirlo", agregó Schumer.

En un tuit del lunes por la noche, Pelosi dijo: "@SecretaryAcosta debe renunciar. Como fiscal federal de EE.UU., se comprometió en un acuerdo inconcebible con Jeffrey Epstein, mantenido en secreto de las valientes y jóvenes víctimas, impidiéndoles buscar justicia. Esto lo sabía @POTUS (presidente Donald Trump) cuando lo nombró para el gabinete. #AcostaRenuncia".

​No está claro si los republicanos en el Congreso apoyarán a Acosta. El lunes por la noche, el senador republicano Mitt Romney dijo que no haría comentarios mientras las investigaciones estaban pendientes.

El caso en Florida

Foto de archivo de Jeffrey Epstein. Julio de 2006, provista por la Oficina del Alguacil de Palm Beach, Florida.
Foto de archivo de Jeffrey Epstein. Julio de 2006, provista por la Oficina del Alguacil de Palm Beach, Florida.

El acuerdo firmado en 2008 por el ahora secretario de Trabajo del gobierno de Donald Trump, permitió a Jeffrey Epstein declararse culpable de una ofensa menor. Sirvió 13 meses en una cárcel del condado en Florida con licencia durante el día y se le solicitó que se registrara como delincuente sexual.

El caso de Epstein atrajo una atención renovada a principios de este año después de que el Miami Herald informara sobre el acuerdo de culpabilidad y la lucha en curso de sus presuntas víctimas por justicia en medio del movimiento #MeToo que ha desvelado el abuso sexual y el hostigamiento por parte de hombres poderosos.

En febrero, un juez federal de Florida dictaminó que el acuerdo de 2008 violaba los derechos de las víctimas.

Epstein tiene una reputación de socializar con políticos, científicos y miembros de la realeza, con amigos que han incluido a Trump, el ex presidente Bill Clinton y, según documentos de la corte, el príncipe británico Andrés. Ninguna de esas personas fue mencionada en la acusación.

El expresidente Clinton desconocía por completo los "crímenes terribles" de Epstein y no ha hablado con él en "más de una década", dijo su portavoz en un comunicado el lunes.

En Londres, el Palacio de Buckingham declaró enfáticamente que las acusaciones de que el príncipe Andrés haya tenido relaciones sexuales con jóvenes menores de edad "son falsas y sin fundamento".

Acosta se ha desempeñado como secretario de Trabajo de Trump desde abril de 2017. Su papel en el acuerdo de Florida se planteó en su audiencia de confirmación en el Senado liderado por los republicanos.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG