Enlaces para accesibilidad

Trump: "de poco peso" legislador republicano que sugirió su impugnación


ARCHIVO - El legislador republicano por Michigan, Justin Amash, es el primer republicano que ha dicho que el presidente Donald Trump ha tenido una conducta impugnable durante su tiempo en el poder.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atacó en Twitter el domingo al congresista Justin Amash como un político "de poco peso" después de que el legislador de Michigan se convirtió en el primer republicano en sugerir su destitución.

El líder de Estados Unidos dijo que "nunca fue un fanático" del representante de cinco mandatos, alegando que "se opone a mí y a algunas de nuestras grandes ideas y políticas republicanas solo por el bien de su nombre a través de la controversia".

Trump dijo que Amash "es un perdedor que, lamentablemente, cae directamente en el juego de nuestros oponentes".

Amash, haciéndose eco de numerosos legisladores demócratas, afirmó que Trump "se involucró en una conducta impugnable" al intentar obstruir la investigación de 22 meses del fiscal especial Robert Mueller sobre la intromisión rusa en la elección presidencial de 2016 en EE.UU.

Algunos legisladores demócratas en la Cámara de Representantes han pedido la destitución de Trump, aunque la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, no ha dado su aprobación para el inicio de las audiencias de destitución, aunque ha dejado abierta la posibilidad, ya que varias comisiones de la Cámara de Representantes realizan nuevas investigaciones sobre los asuntos de negocios e impuestos de Trump y sus más de dos años de permanencia en la Casa Blanca.

Trump se ha comprometido a luchar contra todos los esfuerzos de citaciones para obtener información sobre su conducta y políticas de su administración. Algunas de las disputas sobre el acceso a Trump y los registros de la Casa Blanca ya se libran en tribunales, y es probable que surjan más.

Mueller concluyó que Trump y su campaña no se confabularon con Rusia para ayudarlo a ganar las elecciones, pero dijo que no podía llegar a una decisión sobre si obstruía la justicia. Posteriormente, el fiscal general William Barr y el vicefiscal general Rod Rosenstein decidieron que los cargos de obstrucción no estaban justificados contra Trump.

Amash, después de leer el informe de Mueller, sostuvo en una serie de comentarios de Twitter el sábado que Barr "deliberadamente tergiversó el informe de Mueller", diciendo que Barr "tenía la intención de engañar al público" sobre los hallazgos de Mueller.

Amash dijo: "Contrariamente a la descripción de Barr, el informe de Mueller revela que el presidente Trump se involucró en acciones específicas y un patrón de comportamiento que cumple con el umbral de destitución. De hecho, el informe de Mueller identifica múltiples ejemplos de conducta que satisfacen todos los elementos de obstrucción de la justicia, y, sin duda, cualquier persona que no sea el presidente de los Estados Unidos sería acusada en base a dicha evidencia".

Una política de larga data del Departamento de Justicia dice que los presidentes de EE.UU. no pueden ser acusados de delitos penales, pero sí pueden ser acusados después de dejar el cargo.

Amash dijo: "El juicio político, que es una forma especial de acusación, ni siquiera requiere una causa probable de que se haya cometido un delito [por ejemplo, la obstrucción de la justicia]; simplemente requiere un hallazgo de que un funcionario se ha involucrado en actos descuidados, abusivos y corruptos, o de otra manera conducta deshonrosa".

El congresista dijo que cree que "pocos miembros del Congreso" han leído el informe de Mueller y que "se formaron opinión basados en su afiliación partidista".

El senador Mitt Romney, un republicano de Utah y, a veces, crítico de Trump, dijo en CNN el domingo que cree que la postura de Amash fue "una declaración valiente", pero dijo que aunque estaba "preocupado" por la conducta de Trump como se describe en el informe de Mueller, no cree que llegue al nivel de que se necesite una destitución.

Incluso si la Cámara controlada por los demócratas impugnara a Trump, el Senado controlado por los republicanos seguramente rechazaría destituir a Trump de su cargo. Romney dijo: "El Senado ciertamente no está allí todavía".

Trump dijo que si Amash "en realidad leyó el informe parcializado de Mueller, 'compuesto' por 18 furiosos demócratas que odian a Trump, vería que, sin embargo, era fuerte en NINGUNA COLUSIÓN y, en última instancia, SIN OBSTRUCCIÓN ... De todos modos, ¿cómo se obstruye, cuando no hay delito y, de hecho, los delitos fueron cometidos por el otro lado? ".

El mandatario también castigó a los medios en su ola de tuits de la mañana del domingo, por su manera de hacer las preguntas. "Miré algunos de los Espectáculos Políticos de Noticias Falsas esta mañana y continué asombrado de cómo cada pregunta se hace de la manera más negativa. Los principales medios de comunicación deben avergonzarse de sí mismos. ¡Pero la buena noticia es que EE.UU. sabe distinguir su juego de deshonestidad y engaño!

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG