Enlaces para accesibilidad

Trump: Conversaciones comerciales con China "van muy bien"


El subsecretario de Comercio Exterior y Asuntos Agrícolas, Ted McKinney, centro, forma parte de la delegación de EE.UU. que participa de las conversaciones sobre las relaciones comerciales con China.

Un segundo día de conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China se extendió hasta altas horas del martes en Pekín, dijo una fuente con conocimiento de las reuniones, mientras las dos economías más grandes del mundo intentan resolver una fuerte disputa comercial.

La fuente confirmó a Reuters que las conversaciones estaban “en curso”, pero no se conocen mayores detalles.

El presidente Donald Trump escribió en su cuenta de Twitter, el martes por la mañana que las "conversaciones con China van muy bien" sin dar tampoco mayor información.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, predijo el lunes que Pekín y Washington podrían llegar a un acuerdo comercial con el que “podamos vivir”.

También aseguró que los problemas comerciales inmediatos serían más fáciles de abordar, mientras que los problemas de aplicación y las reformas estructurales, como los derechos de propiedad intelectual y el acceso a los mercados, serían más complicados de resolver.

El equipo de negociadores de Estados Unidos está dirigido por el vicerepresentante de Comercio, Jeffrey Gerrish.

Las reuniones son las primeras conversaciones cara a cara desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, acordaron en diciembre una tregua de 90 días en una guerra comercial que ha golpeado a los mercados globales.

Trump impuso el año pasado aranceles de importación por cientos de miles de millones de dólares a productos chinos y ha presionado a Pekín para que cambie sus prácticas en temas que van desde los subsidios industriales a la propiedad intelectual y la piratería. China ha tomado represalias con sus propios aranceles.

La delegación de Estados Unidos también incluye a los subsecretarios de los Departamentos de Agricultura, Comercio, Energía y del Tesoro, así como a funcionarios de alto rango de esos departamentos y de la Casa Blanca.

Más temprano el martes, China aprobó cinco cultivos genéticamente modificados para importaciones, en una decisión vista como un “gesto de buena voluntad” por la industria agrícola de Estados Unidos que podría impulsar las compras de granos en el extranjero y aliviar la presión de Washington para abrir sus mercados a más productos agrícolas.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG