Enlaces para accesibilidad

Trump: "Yo no represento al mundo, represento a los estadounidenses"

  • Voz de América - Redacción

El presidente Donald Trump fue recibido con una ovación de pie por la Conferencia Conservadora.

El presidente Donald Trump habló durante casi una hora ante un auditorio completamente lleno en el tercer y último día de la Conferencia Conservadora de Acción Política, CPAC, atacando virulentamente a la prensa, pero también celebrando su triunfo en las elecciones y el comienzo de una nueva clase de gobierno —y un movimiento “como nunca antes se ha visto”— en el que “Estados Unidos es primero”.

“La victoria y el triunfo [de noviembre] fue algo dedicado a la gente que cree en la libertad, en la seguridad y el estado de derecho. Fue una victoria para los valores conservadores y para los que creen que hay que ponerse de pie por los trabajadores americanos y por la bandera estadounidense’, dijo el presidente a la multitud que le respondió con cánticos de “¡USA! ¡USA!”.

“Somos parte de un movimiento como el que no ha habido antes en el mundo —les dijo. Su núcleo es que somos una nación que pondrá a sus propios ciudadanos primero”.

Ataques contra las "noticias falsas"

El presidente fue recibido de pie al entrar al auditorio y tras pedir al público que se sentara, arremetió contra la prensa durante casi 15 minutos.

“Siéntense”, comenzó. “Estos medios deshonestos van a decir que no recibí una ovación de pie ¿saben por qué? Porque todos estaban ya de pie. Van a dejar por fuera mencionar que nunca se sentaron”, dijo.

Atacó el uso de “fuentes anónimas” que frecuentemente se mencionan cuando la base de las noticias son las filtraciones; atacó a la cadena CNN, a la que llamó “Clinton News Network”; se lanzó contra las encuestas que hacen los medios y contra los encuestadores.

“Tenemos que pelearlas… crean una falsa narrativa”, dijo sobre los sondeos, pero luego subrayó: “Quiero que sepan que peleamos contra las noticias falsas, no contra los ‘medios’, aseguró.

Luego se declaró defensor de la libertad de expresión. “Yo amo la Primera Enmienda [que garantiza la libre expresión en la Constitución de Estados Unidos] y me da el derecho de criticar las noticias falsas, y criticarlas fuertemente”, señaló.

El muro y las redadas

Saldadas esas cuentas, el presidente celebró el comienzo de su gobierno en el que dijo estar cumpliendo las promesas de campaña, entre ellas la construcción del muro fronterizo en la frontera con México.

“Por demasiado tiempo defendimos las fronteras de otras naciones mientras dejamos abierta la nuestra para que entre cualquiera. No se preocupen, vamos a construir el muro, vamos muy avanzados en el calendario”, dijo.

Sobre las redadas contra los inmigrantes indocumentados dijo que tienen el propósito de “sacar a los malos, a los malos ‘dudes’ "—los llamó. “Esos son los que se van primero”.

“Nuestros agentes de inmigración están encontrado a los narcotraficantes, a los pandilleros y a los criminales y lo están mandando al demonio… Vamos a salvar vidas”, subrayó.

Con palabras parecidas defendió su decreto que prohíbe la entrada temporal de refugiados y viajeros de siete países predominantemente musulmanes, que fue suspendida por una corte de apelaciones. Tras prometer que pronto presentará un nuevo decreto remarcó: “Déjenme decirlo de nuevo, vamos a mandar a los terroristas islámicos radicales al demonio fuera de este país”.

"No pararemos hasta cumplir las promesas"

El presidente repitió también las otras promesas de campaña importantes para los conservadores, reiterando que revocará y reemplazará el Obamacare, rebajará los impuestos y protegerá el derecho a la posesión de armas de fuego.

“No vamos a parar hasta cumplirlas, vamos a promover nuestros valores, vamos a reconstruir el interior de las ciudades, vamos a arreglar nuestros rotos y vergonzosos acuerdos comerciales, vamos a reconstruir nuestros sueños, y por cierto, vamos a proteger nuestra segunda enmienda”. subrayó.

“La gente olvidada ya no va a ser olvidada. Son el corazón de nuestro movimiento, y de nuestro partido”, sentenció.

El presidente terminó justificando sus ideas: “No represento al mundo, represento a su país… y a su bandera. El futuro les pertenece, Estados Unidos está regresando y va a ser más grande y mejor y más fuerte que nunca antes”.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG