Enlaces para accesibilidad

Trump apuesta a recortes de Fed para ayudar al dólar, pero puede no ser tan fácil


El valor del dólar en la canasta global de monedas estaba transando el jueves aproximadamente donde estaba a principios de año.

El presidente de EE.UU. Donald Trump afirmó que nuevos recortes de tasas de la Reserva Federal, Fed por sus siglas en inglés, bajaría el valor del dólar y ayudaría la posición comercial del país.

No ha habido recortes hasta el momento este año, y probablemente no haya mientras la economía global se tambalea a través de una época de crecimiento lento y dudas sobre el futuro del sistema de comercio global, fuerzas que probablemente mantendrán al dólar alto incluso si las reducciones de las tasas de la Fed tienden a debilitarlo.

El valor del dólar en la canasta global de monedas estaba transando el jueves aproximadamente donde estaba a principios de año, antes de que lo oficiales de la Fed no solo pivotaran un punto porcentual completo de las alzas de tasas esperadas, pero en realidad redujeran 0.75 puntos porcentuales de la tasa de política objetivo.

En el interim, el dólar subió un poco, cayó, subió aún más, y volvió a caer.

Resultado neto: no mucho

Desde que la Fed subió las tasas a mediados de diciembre, un índice de dólar amplio se mantiene esencialmente sin cambios. Desde enero, cuando el presidente de la Fed Jerome Powell dejó claro que las alzas de tasas estaban en pausa, el dólar en realidad se ha fortalecido 1.2%, incluso cuando el nivel proyectado de las tasas de interés de la Fed cayó rápidamente.

El hecho no sorprende a los economistas, quienes consideran los valores monetarios son notoriamente impredecibles.

En teoría, si el banco central de un país baja las tasas, eso debería hacer las inversiones que generen intereses en la moneda local menos atractivas que las otras en otros países, bajando la demanda por esa moneda y bajando su valor.

Esa es la dinámica que Trump quiere que la Fed aproveche.

Pero la relación no es mecánica. Fuerzas de mercados más grandes y percepciones juegan un papel, y el singular estatus del dólar como la moneda de reserva del mundo, algo que Trump ha alabado, significa que su demanda es amplia y estable.

Incluso si la Fed hace mayores y más rápidos recortes que otros bancos centrales, “la desaceleración global causado por la guerra comercial también está impulsando al dólar”, indicó John Doyle, vicepresidente de operaciones y negociación en Tempus Inc. en Washington. “Brexit, Hong Kong, Corea del Norte, Turquía. Hay muchas preocupaciones geopolíticas para impulsar el dólar”.

“No creo que sea posible” bajar el dólar con los recortes de tasas de la Fed, indicó Doyle. “Como lo vemos, tres recortes de tasas y el dólar se mantiene estable (…) entiendo por qué el presidente Trump no quiere un dólar fuerte. Pero si está buscando una solución, tal vez debería volverse hacia adentro y encontrar el fin de la guerra comercial y la incertidumbre que la rodea”.

Estados Unidos y China han estado involucrados en una guerra arancelaria de ojo por ojo durante más de un año.

Ganando de cualquier manera

En la reunión de esta semana de la Fed recortó la tasa de política objetivo por tercera vez este año, a un rango entre 1.5% y 1.75%, pero también señaló que la reducción sería la última a menos que la economía se deteriore.

El jueves, Trump repitió su frustración con la Fed por no hacer mayores y más rápidos recortes, indicando que otros bancos centrales “corren en círculos alrededor de ellos y se ríen hasta el banco. El dólar y las tasas están perjudicando a nuestros fabricantes. Deberíamos tener tasas de interés más bajas que Alemania, Japón y todos los demás. Ahora somos, por mucho, el país más grande y fuerte, pero la Fed nos pone en una desventaja competitiva. China no es nuestro problema, ¡la Reserva Federal no es! Vamos a ganar de cualquier manera”.

Es verdad que otros importantes bancos centrales han aflojado la política monetaria este año en decisiones, en igualdad de condiciones, elevarían el valor del dólar. También es verdad que las exportaciones estadounidenses se han retrasado, posiblemente como resultado del mayor valor de la moneda estadounidense, lo que haría que los bienes estadounidenses cuesten más en la moneda de un país importador, pero también porque el comercio global en general se ha desacelerado en medio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Pero incrustado en el tweet de Trump está, posiblemente, la razón central por la que el dólar sigue estando fuerte: Estados Unidos en este momento es la única economía importante en una base sólida. Japón está luchando para evitar la deflación. Alemania puede estar entrando en una recesión.

Trump ha hablado positivamente de las tasas de interés negativas pagados en en bonos del gobierno en esos países, viéndolo desde el lente de un funcionario de gobierno cuyo presupuesto se beneficiaría de menores costos de endeudamiento. Pero oficiales en esos países se preocupan diariamente por el impacto en los ahorristas y los mercados financieros en general. Unas de las razones por las que esos países tienen tasas de interés negativas es el pobre desempeño económico, y hasta el momento intereses negativos no han sido una cura para problemas económicos más grandes.

En ese contexto, es poco probable que los ajustes de la Fed con tasas de interés a corto plazo en EE.UU. desanimen a los inversores, quienes ven EE.UU. como un refugio seguro en tiempos inciertos, y el lugar para obtener un rendimiento positivo.

Para una verdadera pelea de "bajista dólar", explica Bipan Rai, jefe de estrategia cambiaria en Norteamérica para CIBC Capital Markets en Toronto, dijo que las perspectivas económicas "tendrán que dar un giro bastante sostenido para peor".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG