Enlaces para accesibilidad

Tormentas cubren de nieve el sureste de EE.UU.


Troy Herrington, sentado sobre una montaña de nieve, espera a su jefe para que lo recoja en Greensboro, Carolina del Norte, luego de limpiar un estacionamiento de un centro comercial.

Encerrados en casa por una inesperada tormenta invernal, los residentes de varios estados del sur de Estados Unidos aprovecharon un día sin trabajo ni escuela el lunes, mientras que las autoridades advertían que las carreteras seguían siendo peligrosas, incluso cuando la peor tormenta había pasado.

Un auto cubierto de nieve frente a una residencia en Greensboro, Carolina del Norte, el 9 de diciembre de 2018.
Un auto cubierto de nieve frente a una residencia en Greensboro, Carolina del Norte, el 9 de diciembre de 2018.

La nieve, el aguanieve y la lluvia helada disminuyeron gradualmente en los estados desde Georgia hasta Virginia Occidental que se estaban recuperando de apagones, vuelos cancelados y numerosos accidentes automovilísticos. Pero los funcionarios advirtieron que los viajes del martes podrían ser traicioneros, ya que las altas temperaturas convierten la nieve derretida en hielo en las carreteras.

La tormenta fue culpada por al menos tres muertes en Carolina del Norte.

Y un camión volcado lleno de cerdos se sumó a los retrasos de tráfico en el oeste de Carolina del Norte.

Decenas de escuelas cancelaron clases el lunes, y muchas empresas y oficinas gubernamentales, incluidas las agencias estatales de Virginia en Richmond, fueron cerradas.

Joslyn Fontanellam, prueba un poco de nieve luego de limpiar la vereda de su casa. Greensboro, Carolina del Norte, domingo 9 de diciembre de 2018.
Joslyn Fontanellam, prueba un poco de nieve luego de limpiar la vereda de su casa. Greensboro, Carolina del Norte, domingo 9 de diciembre de 2018.

Para aquellos que se quedan cerca de casa, la tormenta brindó la oportunidad de deslizarse en trineo, beber chocolate caliente con amigos o simplemente disfrutar de un paisaje invernal en lugares que a menudo no ven tanta materia blanca.

En el condado de Durham, en Carolina del Norte, donde el domingo cayó un pie (0,3 metros) en algunos lugares, los niños se deleitaron con un día libre de la escuela mientras una segunda nevada muy leve y aguanieve caían el lunes por la mañana. Los niños lanzaron bolas de nieve o construyeron muñecos de nieve, y una joven con una chaqueta rosa levantó las manos y gritó "¡Feliz Navidad!'' a un transeúnte que pasaba por una acera residencial.

Había algunos autos en la carretera, pero varias personas decidieron que era más seguro llegar a pie a donde iban.

Andrew Dedman, de 16 años, camina en medio de la nieve hasta el apartamento de un amigo para tomar chocolate. Durham, Carolina del Norte. Diciembre 10 de 2018.
Andrew Dedman, de 16 años, camina en medio de la nieve hasta el apartamento de un amigo para tomar chocolate. Durham, Carolina del Norte. Diciembre 10 de 2018.

Andrew Dedman, de 16 años, caminaba alrededor de una milla (1.6 kilómetros) a través de una carrera para visitar a un amigo en su día libre de la escuela secundaria. "Sólo vamos a pasar el rato, a sentarnos, a beber chocolate caliente'', dijo.

Otros se aventuraron el lunes a pasear sus perros caminando entre montones de nieve hasta la altura de los tobillos. Ron Gordon, de 75 años, se puso botas y una chaqueta de invierno con capucha para sacar a su perro, Easy.

"Parece que a ella le gusta'', dijo, sosteniendo un bastón para mayor tracción. "Ella lo disfruta más que yo''.

El fotógrafo semi-retirado dijo que podría trabajar adentro por el resto del día, y que puede cocinar en la estufa a gas incluso si vuelve a irse la luz, como lo hizo durante varias horas el domingo. Dijo que se mudó a Durham desde Chicago hace varios años y se sorprendió al ver tanta nieve: "No esperaba esto''.

Josie, un perro perdiguero inglés, juega en la nieve mientras sus dueños, Dawn y Mark Lundblad, caminan en un camino cubierto de nieve en Sandy Cove Drive, el domingo 9 de diciembre de 2018 en Morganton, N.C.
Josie, un perro perdiguero inglés, juega en la nieve mientras sus dueños, Dawn y Mark Lundblad, caminan en un camino cubierto de nieve en Sandy Cove Drive, el domingo 9 de diciembre de 2018 en Morganton, N.C.

El Departamento de Transporte de Carolina del Norte dijo que un camión de ganado que transportaba cerdos volcó en la carretera interestatal 40 hacia el oeste cerca de la línea de Tennessee. Los carriles hacia el oeste se cerraron temporalmente el lunes para que los cerdos pudieran ser acorralados, pero al menos un carril se reabrió a media tarde.

Los cerdos deambulan por la carretera interestatal 40 cerca de la línea estatal con Tennessee en el condado de Haywood, Carolina del Norte, después de un choque el lunes 10 de diciembre de 2018.
Los cerdos deambulan por la carretera interestatal 40 cerca de la línea estatal con Tennessee en el condado de Haywood, Carolina del Norte, después de un choque el lunes 10 de diciembre de 2018.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo el lunes que ya había pasado lo peor de la tormenta, pero los residentes, particularmente los automovilistas, deberían vigilar las condiciones peligrosas. El derretimiento de la nieve y el hielo podría dar lugar a condiciones resbalosas de la carretera el martes por la mañana, ya que las temperaturas descienden y la humedad se vuelve a congelar, dijo Cooper en una conferencia de prensa.

Una cinta de la policía cuelga del espejo de una camioneta pickup varada a lo largo de la autopista 1 en Raleigh, N.C., el lunes 10 de diciembre de 2018.
Una cinta de la policía cuelga del espejo de una camioneta pickup varada a lo largo de la autopista 1 en Raleigh, N.C., el lunes 10 de diciembre de 2018.

La Patrulla de Carreteras ya había respondido a más de 670 colisiones y casi 1,600 llamadas de servicios desde que comenzó la tormenta.

La nevada alcanzó un máximo de 20 pulgadas (50 centímetros) en algunas áreas de la parte occidental del estado, según el Servicio Nacional de Meteorología.

Un conductor de camión murió el domingo después de sufrir lo que parecía ser un ataque al corazón después de palear la nieve para despejar su plataforma que se atascó en lo peor de la tormenta en la carretera interestatal 77 en la parte central del estado, dijo el director de Servicios de Emergencia del Condado de Yadkin, Keith Vestal.

El centro de operaciones de emergencia del estado también dijo que un hombre murió el domingo cuando un árbol le cayó encima en el condado de Mecklenburg, mientras que una mujer enferma murió en el condado de Haywood cuando se le cortó el oxígeno debido a cortes de energía.

David Aderholdt quita la nieve de su camión fuera de su casa en Greensboro, N.C., el domingo 9 de diciembre de 2018.
David Aderholdt quita la nieve de su camión fuera de su casa en Greensboro, N.C., el domingo 9 de diciembre de 2018.

Gobernadores y autoridades locales declararon emergencias antes de que la tormenta cruzara varios estados del sur, afectando partes de Carolina del Norte y Virginia a las que golpeó particularmente fuerte.

Las cancelaciones y retrasos de vuelos continuaron el lunes en el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas, el sexto aeropuerto más ocupado del país. El aeropuerto tuvo casi 400 cancelaciones, aproximadamente una cuarta parte de sus vuelos programados.

El lunes por la mañana se reportaron más de 244,000 cortes de luz en toda la región, y Carolina del Norte fue la más afectada, según poweroutage.us. Carolina del Sur, Virginia y Tennessee también reportaron apagones el lunes.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG