Enlaces para accesibilidad

Alejandro Toledo fue localizado en los EE.UU. por el FBI

  • Voz de América - Redacción

Una autoridad de la Policía Nacional de Perú afirmó que sólo falta la orden de un juez estadounidense para su detención. El exmandatario está prófugo desde que fue acusado de recibir $20 millones en sobornos de Odebrecht.

El expresidente Alejandro Toledo ha sido localizado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) en los Estados Unidos y para su detención sólo falta la orden de un juez en ese país.

Una fuente del periódico Perú 21 en la Policía Nacional peruana, informó que el FBI está a la espera de la orden para llevar a Alejandro Toledo "a una prisión y, una vez que esté culminado el proceso de extradición, llamarán a la Interpol de Perú para que lo trasladen al aeropuerto de EE.UU. y se lo lleven a su país".

Luego de la orden de detención con Alejandro Toledo, en el marco del caso de los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, se investiga que el expresidente estaría en San Francisco.

A través de la Cancillería peruana, el Ministerio Público ya remitió a Estados Unidos la solicitud para su detención preventiva.

El 10 de febrero, la Presidencia del Consejo de Ministros informó que había recibido información de que Toledo se encontraba en San Francisco.
El 10 de febrero, la Presidencia del Consejo de Ministros informó que había recibido información de que Toledo se encontraba en San Francisco.

Consultado sobre la ubicación de Toledo, el ministro del Interior peruano, Carlos Basombrío, respondió que hay temas que son "reservados".

En declaraciones a la prensa, Basombrío afirmó que el proceso de extradición contra el ex presidente ya se inició y subrayó que las acciones para concretar esta medida están en marcha.

"Ya se está haciendo todo ese trabajo y siempre con la esperanza de que el pedido del presidente Pedro Pablo Kuczynski, de que sea deportado al Perú, se produzca", manifestó.

Sobre Alejandro Toledo pesaría una pena de 18 meses de prisión preventiva por el caso Odebrecht.

El expresidente es acusado de haber recibido $20 millones en coimas de la empresa brasileña para facilitar la concesión de la carretera Interoceánica.

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG